HISTÓRICO
Atentado contra embajada francesa en Trípoli deja por lo menos dos heridos
  • Foto Reuters
    Foto Reuters
Efe | Publicado el 23 de abril de 2013

Por lo menos dos personas resultaron heridas este martes en un atentado con coche bomba contra la embajada francesa en Trípoli, la capital libia, informó a Efe una fuente de seguridad.
 
Los heridos, ambos de nacionalidad francesa, son vigilantes de la embajada y uno de ellos se encuentra en estado grave, precisó la fuente la cual añadió que el atentado causó importantes daños en parte del edificio, situado en el barrio Al Andalus.
 
Dos viviendas también resultaron afectadas por la explosión que provocó que varios vehículos ardieran.
 
La Policía y el Ejército libios acordonaron la zona, adonde se desplazó el ministro de Asuntos Exteriores, Mohamed Abdelaziz, y el viceprimer ministro, Awad al Barasi, en nombre del jefe del Gobierno Ali Zidáan, que no se encuentra en el país.
 
Abdelaziz, que calificó el ataque de "terrorista" según la agencia estatal libia WAL, informó de que se ha formado una comisión franco-libia para investigar lo ocurrido.
 
El viceministro de Interior libio, Omar al Jadrawi, mostró su pesar y confirmó que las investigaciones han comenzado.
 
Hasta el momento se desconoce la autoría del ataque y ningún grupo ha asumido su responsabilidad.
 
Francia confirmó este martes que dos vigilantes franceses resultaron heridos en el atentado y su presidente, François Hollande, condenó "con la mayor firmeza el atentado" y solicitó al ministro de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, que desplace "inmediatamente" un representante a Trípoli para "tomar todas las medidas necesarias".
 
"Francia espera de las autoridades libias que aclaren este acto inaceptable para que los autores sean identificados y llevados ante la justicia", declaró Hollande, quien agregó que se trata de un ataque "contra toda la comunidad internacional comprometida en la lucha contra el terrorismo".
 
La situación de inseguridad en Libia, consecuencia de la incapacidad del nuevo Gobierno de extender su autoridad, empujó a varias embajadas occidentales recientemente a alertar a sus ciudadanos sobre los riegos de viajar al país norteafricano.
 
No obstante, estas advertencias de viaje están centradas especialmente en la ciudad oriental de Bengasi y no en Trípoli.
 
Desde la caída del régimen de Muamar al Gadafi, en octubre de 2011, varias misiones diplomáticas han sido blanco de ataques o atentados en el país.
 
El ataque más grave se produjo el pasado 11 de septiembre contra el consulado estadounidense en Bengasi, en el que perdieron la vida el embajador y tres funcionarios norteamericanos.