HISTÓRICO
Autopistas de la Montaña tendrían 131 túneles
Ferney Arias Jiménez | Publicado el 01 de agosto de 2011
Las Autopistas de la Montaña tendrían 131 túneles cuya longitud alcanzaría los 93,59 kilómetros y 606 puentes que medirían 56 kilómetros.

Así lo reveló el gerente de Interconexión Eléctrica (ISA), Luis Fernando Alarcón Mantilla, al presentar el avance de los diseños del megaproyecto vial en el segundo Seminario Nacional de Infraestructura, organizado por la Cámara de Colombiana de la Infraestructura, en el Hotel Intercontinental.

El trazado de las salidas de Medellín hacia la Costa Atlántica por el Nordeste antioqueño y al Eje Cafetero, por Bolombolo, también se constituyeron en otras novedades del proyecto, cuyos estudios completos se presentarán totalmente el próximo 10 de agosto. También se anunció que los tramos hacia Urabá y Puerto Berrío no se harán en doble calzada y que la concesión podría extenderse hasta por 50 años.

Los corredores alternativos
Según Alarcón, luego de 18 meses de estudios en los que se han invertido unos 30 mil millones de pesos, la mejor alternativa para salir de Medellín a la Costa Atlántica es por el Nordeste antioqueño, pasando por Maceo, Remedios, Zaragoza y Caucasia.

El paso sugerido, emplearía la salida actual por la autopista Norte hasta Porcesito, conectaría con la vía a Puerto Berrío y subiría por San José del Nus hacia Maceo, pasando por Remedios y Zaragoza hasta Caucasia.

"Una obra prioritaria en este paso sería el túnel de La Quiebra y la vía sería en doble calzada hasta cierto sector", explicó el funcionario, quien dijo que para este ramal se analizaron cuatro alternativas, la carretera actual, la marginal del Cauca (Santa Fe de Antioquia-Puerto Valdivia), y otra opción por el Nordeste siguiendo la cuenca del río Porce y llegando a Puerto Valdivia.

En el trayecto San José del Nus-Alto de Dolores-Maceo-Caucasia habría cuatro túneles de más de un kilómetro de longitud, 29 túneles con una extensión menor a un kilómetro y 256 puentes.

El segundo ramal con novedades en su concepción es la salida hacia el Sur, para la que se analizaron dos opciones, una de ellas por la cuenca del río Poblanco, pero fue desechada por la alta complejidad geológica de la zona.

El trazado elegido fue Bolombolo-La Pintada-Tres Puertas, que aunque tiene una mayor longitud es el de mayores beneficios, según afirmó el gerente de ISA.

Para obviar los problemas geológicos del tramo Bolombolo-Camilo Cé, en el diseño se concibió la construcción del túnel de Amagá de 4,1 kilómetros y del túnel de la quebrada Sinifaná de 1,5 kilómetros. En este corredor se incluyeron seis túneles más y 92 puentes.

A una calzada
En su presentación ante los constructores del país, Alarcón manifestó que "los estudios mostraron que no se justifica construir una doble calzada a Urabá" y que "una calzada buena vale un infierno de plata", pero aún así se definió un trazado.

Por la complejidad del paso Santa Fe de Antioquia-Cañasgordas, en la estructuración del proyecto se planteó hacer la variante del río Tonusco y el túnel del Toyo que tendría 9,7 kilómetros de extensión.

Ese corredor, que va desde El Tigre en Urabá hasta el túnel de Occidente, sumándole el paso Santa Fe de Antioquia-Bolombolo, tendría una extensión de 279 kilómetros y necesitaría otros 78 túneles y 221 puentes.

Para el ramal al Magdalena Medio, San José del Nus-Puerto Berrío, tampoco habría doble calzada, requeriría 10 túneles de menos de un kilómetro de extensión y 16 puentes.

Sobre el costo que tendrían las Autopistas de la Montaña, no hubo un pronunciamiento oficial aunque se admitió que la cifra de 12 billones de pesos revelada por el ministro de Transporte, Germán Cardona Gutiérrez, hace algunos días, se aproxima a la realidad.

Otras especificaciones de las vías, ajustadas a los criterios de diseño del Invías del año 2008, es que serán carreteras para desarrollar una velocidad de 80 kilómetros por hora, pendientes máximas del 6 por ciento y un ancho promedio de calzada de 10,5 metros.