HISTÓRICO
Autoridades investigan si hubo negligencia en caso que permitió fuga del "Mono Amalfi"
Colprensa | Publicado el 03 de mayo de 2013
Graves fallas administrativas habrían dado lugar a la fuga de Rubiel Medina Cardona, alias "Mono Amalfi", en Medellín, por lo que el director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), general Gustavo Adolfo Ricaurte, declaró insubsistente al director de la cárcel Pedregal, penal en donde estaba preso el hoy prófugo de la justicia.
 
"Estamos adelantando una investigación de tipo disciplinario para establecer si hubo negligencia o una falla en el servicio", dijo Ricaurte al referirse a la fuga del "Mono Amalfi", ocurrida el miércoles pasado, cuando ese interno era llevado a un centro asistencial del sector de Córdoba, en la capital antioqueña, y fue rescatado por hombres armados.
 
Ricaurte reveló que el Inpec había ordenado hacía más de 60 días que los directores regionales de la entidad socializaran en su regionales la lista de los internos que están bajo su control y vigilancia, para los que había que tomar medidas especiales de seguridad en caso de que fueran solicitados por autoridad judicial o autoridad médica.
 
"Para este caso, este interno se encontraba en esa lista de 130 internos y ocupaba el puesto 127. Queremos investigar si se fracturó la seguridad en el traslado del interno o si se violaron los protocolos de seguridad", dijo el director de lnpec.
 
"De hecho, sabemos, por intermedio de una conversación que sostuve con el comandante de la Policía Metropolitana de Medellín, que no hubo requerimiento alguno a la Policía Nacional, como normalmente se hace para este clase de internos y con otros perfiles, de que haya un acompañamiento en los desplazamientos y en el refuerzo de las caravanas de seguridad", aseguró.
 
Agregó que el comandante de las guardias, que organiza los dispositivos, con el director de la cárcel, tendrán que explicar por qué no se tuvo en cuenta el perfil delincuencial, la remisión de este interno y para qué entidad se salud se hacía el traslado.
 
"La dirección del Inpec tomó la decisión de declarar insubsistente al director de la cárcel de Pedregal, no porque yo sea un juez que vaya a juzgar la conducta del coronel que fungía como director de esa cárcel, sino porque nosotros los funcionarios públicos somos responsables por acción o por omisión", agregó Ricaurte.
 
"La planilla de remisión está firmada por el comandante de la vigilancia, por el director del establecimiento carcelario y hay una responsabilidad ahí por no haber tomado las medidas correspondientes, que también es materia de investigación", concluyó.