HISTÓRICO
Ayacucho verá rodar su tranvía en mayo de 2014
Juan Guillermo Duque | Publicado el 10 de mayo de 2011
Materializado el crédito de 250 millones de dólares con la firma ayer del contrato entre el alcalde de Medellín, Alonso Salazar, y el director de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), Fabrice Richy, lo que sigue ahora es el inicio de los procesos de contratación para la compra de los buses y para las obras del Tranvía de Ayacucho y de los dos cables aéreos.

Según el gerente del Metro, Ramiro Márquez, quien asistió al acto realizado en Plaza Mayor, los estudios y diseños están prácticamente terminados.

Y por eso Márquez anunció las principales fechas: el 12 de junio arranca el proceso para la compra de vehículos, que debe terminar el 26 de agosto; y el 13 de junio se inicia la compra de predios.

La contratación de la obra civil del tranvía está dispuesta para el 16 de agosto y el acta de inicio como tal, el 12 de noviembre de este año, mientras la contratación de los cables aéreos comenzará el 26 de diciembre y se firmará el acta de inicio el 24 de marzo de 2012.

La operación comercial, tanto del tranvía como de los cables, está programada para mayo de 2014.

Márquez también resaltó que con esta intervención se impactará a una población cercana a los 400 mil habitantes, por lo que el metro llegará a movilizar unos 800 mil pasajeros día.

El alcalde Salazar afirmó que con la construcción del tranvía, Medellín demuestra que opta por sistemas sostenibles de transporte y desecha la posibilidad de vehículos contaminantes.

Además, aseguró que es un sistema de transporte que irá articulado al desarrollo urbano de la ciudad y que estará ligado al sistema integrado desde su nacimiento.

Por su parte, Fabrice Richy dijo que este crédito otorgado a Medellín tiene un alto significado, debido a que se constituye en uno de los momentos más importantes en la relación bilateral entre Francia y Colombia por tratarse del primer crédito que la Agencia le entrega a una entidad territorial en América Latina, "una muestra de la confianza de la agencia y de Francia en esta ciudad".

Incertidumbre
Mientras en Plaza Mayor se sellaba la firma del contrato, en la zona de influencia del proyecto, en Buenos Aires, comerciantes y comunidad en general reclamaban mayor información.

"Lo único que sabemos es lo que han dicho en las noticias, que va a pasar por acá, pero no sabemos nada del proyecto", expresó Julio, un comerciante de Ayacucho.

Para Carlos, administrador de un almacén de artículos de motos, es una total incertidumbre el beneficio o el perjuicio que podrían tener, pues dice no conocer si van a seguir transitando vehículos por allí, y muchos negocios localizados en esta importante vía son talleres de mecánica o de motos.

Sin embargo, el Alcalde afirma que esta obra, que hace parte del Proyecto Urbano Integral de la zona Centroriental, será un dinamizador del desarrollo.

"Cuando hacemos estas intervenciones lo que constatamos es que la economía de la ciudad se redistribuye. Tendremos por lo menos 500 nuevos comercios en este sector de la ciudad y la llegada de entidades financieras y de otro tipo de servicios", expresó Salazar.