HISTÓRICO
Rubén Salazar Gómez y Darío Castrillón podrían ser postulados a suceder a Benedicto XVI
  • Rubén Salazar Gómez y Darío Castrillón podrían ser postulados a suceder a Benedicto XVI | FOTO ARCHIVO
    Rubén Salazar Gómez y Darío Castrillón podrían ser postulados a suceder a Benedicto XVI | FOTO ARCHIVO
Por redacción elcolombiano.com | Publicado el 11 de febrero de 2013

Tras el anuncio del papa Benedicto XVI sobre la renuncia al pontificado el próximo 28 de febrero se abre la posibilidad que un colombiano esté entre los candidatos a sucederlo.

Ruben Salazar Gómez, presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana y nombrado cardenal el pasado 24 de noviembre, por el papa Benedicto XVI, es el único prelado colombiano que puede ingresar al cónclave para elegir un nuevo Papa.

Salazar, de 70 años, tendrá derecho a ejercer la votación que elegirá, después del 28 de febrero, al nuevo líder de los católicos. Así mismo, podrá ser postulado a reemplazar a Benedicto XVI.

Darío Castrillón, el otro cardenal colombiano y radicado en el Vaticano, solo podrá ser postulado a suceder al actual papa y no tendrá participación en el cónclave por tener más de 80 años.

Postulado
Rubén Salazar Gómez nació en Bogotá en 1942. Fue ordenado sacerdote en 1967 y en 1992 fue nombrado obispo de Cúcuta, en 1999 arzobispo de Barranquilla y en 2010 arzobispo de Bogotá.

Es el presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana.

Los cardenales "tienen la tarea de ayudar al sucesor de Pedro en el desarrollo de su ministerio y de confirmar a los hermanos en la fe y de ser principio y fundamento de la unidad y de la comunión de la Iglesia", explicó el Vaticano.

El Colegio Cardenalicio está actualmente compuesto por 211 purpurados de los que 120 pueden participar en un eventual cónclave al tener menos de 80 años.

El resto, 91, como establece la normativa vaticana, aunque no puede entrar en la Capilla Sixtina -lugar de los cónclaves- para elegir papa, sí pueden ser elegidos.

De los 120 cardenales electores, 55 fueron nombrados por Juan Pablo II y 65 por Benedicto XVI.

De los de más de 80 años, dos fueron nombrados por Pablo VI, 70 por Juan Pablo II y 17 por Benedicto XVI.