HISTÓRICO
Bolillo Gómez ya no va más con el DIM
  • Bolillo Gómez ya no va más con el DIM
Redacción elcolombiano.com | Publicado el 18 de abril de 2013

Los malos resultados del Medellín en el semestre llevaron a que los directivos del Poderoso se reunieran este jueves en la mañana, para analizar la crisis por la que pasa el equipo.

En un comunicado que se dio a conocer este jueves en la noche, se aseguró que el Bolillo Gómez no va más con el equipo, al que le quedan siete fechas del torneo.

"Para Hernán Darío y su cuerpo técnico solo palabras de agradecimiento por su trabajo, cariño y respeto por la camiseta roja", afirma la nota.

El antioqueño deja su cargo después de que el DIM llegara a la final en 2011, pero su actual campaña no mostró resultados y deja al Poderoso pensando en el descenso.

"Yo me quiero morir en el Medellín, pero si no hay resultados tienes que ir a morir a otro lado", aseguró Hernán Darío Gómez en una entrevista, aunque no quiso presentar la renuncia a pesar de que el DIM no levantó cabeza. 

Tras la derrota en Neiva, el entrenador había dejado claro que “las decisiones las toma la junta directiva". "No me parece bien que les diga que me voy en esta situación, sería como saltar del barco primero”, aseguró.

“En el fútbol de hoy se miran los resultados, entonces si no hay resultados no hay mucho que hablar. No justifico lo mal que estamos en la posición, pero tampoco hemos pensado que este equipo vaya a descender, eso no está en la mente de nuestros jugadores”, aseguró Bolillo días atrás. Sin embargo, este jueves no estuvo en el entrenamiento y salió antes de la reunión con los directivos del equipo. Tampoco dio declaraciones.

Medellín es último en esta tabla con 89 puntos, tres menos que Alianza Petrolera que ganó su juego en la fecha 12 y dos por debajo del Cúcuta que tiene 91.

Óscar Pérez, director técnico de las Divisiones Menores, asumirá como director técnico encargado del plantel profesional, mientras se define quién será el entrenador en propiedad.

Decepción, impotencia y rabia es lo que expresa hoy la fanaticada del Medellín, luego de las repetidas derrotas del equipo. El DIM deberá buscar acabar con esa anemia de gol que lo persigue desde el 2011.