HISTÓRICO
Brasil venció a Argentina en el duelo de ida del Clásico de las Américas
  • Brasil venció a Argentina en el duelo de ida del Clásico de las Américas | FOTO REUTERS
    Brasil venció a Argentina en el duelo de ida del Clásico de las Américas | FOTO REUTERS
Efe | Publicado el 20 de septiembre de 2012

Brasil superó este miércoles a Argentina por 2-1 con un gol de penalti en el descuento anotado por Neymar que dio vida a la Canarinha en el Clásico de las Américas después de ser maniatado por sus rivales.

Juan Manuel Burrito Martínez anotó el gol de los argentinos en una trenzada jugada colectiva en el minuto 19, Paulinho igualó a continuación en una jugada a balón parado en posible fuera de juego y Neymar salvó los muebles a los 93 minutos desde el punto de los once metros, en este partido jugado en la ciudad de Goiania.

El resultado le permite a Brasil jugar por el empate en el partido de vuelta, el 3 de octubre en la ciudad argentina de Resistencia.

El técnico Alejandro Sabella casi logra su objetivo de anular a las principales figuras de la Canarinha, Neymar y Lucas Moura, los únicos titulares que son fijos en la selección absoluta, pero el penalti final lo obligará a ser más ambicioso en la vuelta.

Argentina plagó el centro del campo con cinco hombres de contención que atosigaron a los creativos de Brasil y minimizaron las ocasiones de sus rivales.

El juego de Brasil fue poco fluido, los delanteros carecieron de picardía y a Neymar, estrella indiscutible de la selección, casi no se le vio en el partido.

La selección Albiceleste comenzó totalmente replegada atrás, le cedió a Brasil el balón y aguardó su ocasión para hacer daño con velocidad, aunque conforme fue avanzando el tiempo, el equipo de Sabella se permitió defender más adelante, en el centro de la cancha, donde Brasil no supo avanzar.

Con ese libreto, Argentina contuvo a Brasil eficientemente y, desde el comienzo del partido, aisló a los delanteros brasileños, entre ellos a Luis Fabiano, que regresó a la selección después del Mundial de Sudáfrica.

Con la Canarinha bajo control, Argentina se puso por delante en el marcador en el minuto 19 con un contragolpe liderado por Burrito Martínez, jugador del Corinthians brasileño, que anotó ante la salida de Jefferson después de tirar una buena pared con Clemente Rodríguez para culminar una gran jugada colectiva.

La reacción de Brasil no pudo ser más rápida, seis minutos después Paulinho logró el empate en un remate de cabeza en una jugada a balón parado en la que los argentinos protestaron por un posible fuera de juego del autor del gol.

Tras ese tanto encajado, el equipo de Sabella entró más en el juego, le disputó a Brasil el control en el centro de la cancha y evitó nuevos sustos hasta bien avanzada la segunda parte, aunque en compensación tampoco consiguió crear peligro.

Brasil jugaba a trompicones, tenía grandes dificultades en llegar al área sin grandes aportes de Jadson, que no le dio fluidez al juego, ni de Neymar o de Lucas Moura, que estaban desaparecidos.

En las contadas ocasiones que los brasileños lograban pisar el área, la zaga argentina casi siempre consiguió desbaratar las intentonas de los locales, que estaban muy poco certeros en el remate.

Los cambios tampoco le dieron aire a Brasil, que se acercó al gol a cinco minutos del final en un cruce de Paulinho que Neymar no acertó a rematar.

Cuando transcurrían tres minutos del descuento, una mano en el área de Leandro Desábato propició el penalti que le dio la victoria a los brasileños, que así salvaron los muebles después de un partido para el olvido.

En el Clásico de las Américas solo pueden ser inscritos los jugadores argentinos y brasileños que participan en las ligas de esos dos países.

En la primera edición, jugada el año pasado, Brasil ganó el torneo con un 2-0 como local y un empate sin goles en terreno contrario.