HISTÓRICO
Buen estado de salud de Nelson Mandela reportan autoridades sudafricanas
  • Foto AP
    Foto AP
Publicado el 29 de abril de 2013

El expresidente sudafricano Nelson Mandela, quien salió del hospital hace casi dos semanas tras ser tratado por una neumonía, se encuentra "en buena forma y animado", según el jefe de Estado de Sudáfrica, Jacob Zuma.

Zuma visitó este lunes a Mandela, de 94 años, en su casa de Johannesburgo en compañía de otros cinco dirigentes del gubernamental Congreso Nacional Africano (CNA).

El presidente pudo comprobar que Madiba -como se conoce cariñosamente al exmandatario en Sudáfrica- goza de "buena salud" y está recibiendo "el mejor cuidado médico", informó el portavoz del CNA, Jackson Mthembu, en un comunicado.

"Mandela es consciente del aluvión de bondad procedente de la gente de todo del mundo" durante su reciente ingreso hospitalario, subrayó Mthembu.

En el transcurso la visita, los doctores que atienden al exgobernante informaron de su estado a la delegación encabezada por Zuma, líder del CNA, que dio las gracias a los sudafricanos y la comunidad internacional por tener a Madiba en sus "pensamientos y oraciones".

En un vídeo del encuentro grabado por la televisión pública sudafricana SABC, el expresidente sale sentado y aparentemente relajado.

En las imágenes, las primeras de Madiba que se difunden en los últimos meses, Mandela aparece con un rostro que no muestra emoción alguna.

Mandela fue dado de alta el pasado día 6, tras permanecer hospitalizado diez días a causa de la recaída de una neumonía que ha padecido en varias ocasiones.

El expresidente luchó durante 67 años contra el régimen racista del "apartheid", impuesto por la minoría blanca de Sudáfrica hasta 1994.

Tras pasar 27 años en la cárcel, Madiba fue galardonado con el premio Nobel de la Paz en 1993 y se convirtió, un año después, en el primer presidente negro de la historia de Sudáfrica.

Mandela ya fue ingresado el pasado 9 de marzo para ser sometido a pruebas médicas rutinarias con un resultado satisfactorio.

Asimismo, fue operado el pasado diciembre de cálculos en la vesícula y tratado de complicaciones respiratorias, durante una estancia de más de dos semanas en el hospital.

Mandela vive entre Johannesburgo y Qunu, la localidad oriental donde pasó su infancia, bajo permanente vigilancia médica.

Su última aparición pública se remonta a la ceremonia de clausura del Mundial de Fútbol de 2010 celebrado en Sudáfrica.