HISTÓRICO
Cada colombiano compró 10 prendas en 2012
Por LAURA B. CASTRO CÁRDENAS | Publicado el 01 de febrero de 2013
El año pasado, en promedio, cada colombiano sacó de su bolsillo de 347.000 pesos para comprar ropa. A esa conclusión llegó el Observatorio de Moda Inexmoda-Raddar, al estudiar las cifras de venta del comercio de vestuario y de calzado en 2012 en Colombia.

Eso quiere decir, en términos más puntuales que, en vestirse y calzarse, los colombianos gastaron un 8.47 por ciento más que en 2011.

"Una persona de nuestro país compró en 2011, ocho prendas al año en promedio. En 2012, fueron 10 las que entraron nuevas en los armarios de la gente", apunta Carlos Mario Correa Posad a, director de Proexport en Medellín.

Y en plata blanca, significa que las compras de la categoría vestuario y calzado llegaron a 16.1 billones de pesos, una cifra que también marcó crecimiento con relación al año inmediatamente anterior.

A eso se suma, además, que este año se abrirán cerca de 47 nuevos centros comerciales.

En general, señala Correa Posada, las expectativas señalan que "2013 será un año bueno para la industria, ya que las compras crecerán con mayor dinámica que el total del mercado, casi duplicándolo".

Lo que más compramos
El gerente general de la empresa Microdenier S.A., John Fabio Giraldo, afirma que las mujeres son las que más dinero invierten en ropa, siendo las blusas el producto preferido con un 50 por ciento del monto total que se designa para vestuario al año.

Por otro lado, Luis Gustavo Flórez, presidente de Acicam, gremio de los fabricantes de calzado y manufacturas de cuero, está de acuerdo con la teoría de que cuando a un colombiano le sobra dinero, lo primero que se compra es un par de zapatos.

A febrero de 2012, la producción total de la industria del calzado tenía un crecimiento de 15,4 por ciento, lo que significa un aumento del 16 por ciento respeto a 2011.

Los accesorios también son importantes. Según Catalina Vélez, gerente de marca de Custo Barcelona, el consumo de bolsos y billeteras está creciendo de una buena manera y está por encima de las ventas en ropa.