HISTÓRICO
¿CAMBIARÍAN LOS RESULTADOS?
  • ¿CAMBIARÍAN LOS RESULTADOS? |
    ¿CAMBIARÍAN LOS RESULTADOS? |
Por CRISTINA DE TORO | Publicado el 04 de mayo de 2013

A propósito de la última encuesta de Gallup que fue publicada antier (con excesivo despliegue por parte de este diario), cabe preguntarse si después de lo acontecido esta semana, los resultados hubiesen sido los mismos. Digo que me pareció mucho el despliegue porque como bien sabemos, las diferentes firmas encuestadoras que operan en el país (Napoleón Franco, Datexco, etc.), hace tiempo vienen realizando este tipo de sondeos cada dos meses y, además, porque no mostraba cambios relevantes.

Que el presidente Juan Manuel Santos haya logrado subir tres puntos su índice de favorabilidad (de 44 % a 47 %), luego de haber conformado con los congresistas más representativos de la Unidad Nacional (Roy Barreras, Simón Gaviria, Armando Benedetti, etc.) con el fin de mejorar su imagen, de haber cambiado su jefe de comunicaciones, de regalar cien mil casas, y de los miles de millones de pesos que está invirtiendo en publicidad, me parece que es un resultado pobre.

El resultado se hace más insignificante aún si se tiene en cuenta que su gestión de gobierno, que a la postre es lo esencial, es desaprobada por la mayoría (manejo de la economía 51 %, lucha contra la corrupción 56 %, desempleo 68 %, lucha contra el narcotráfico 56 %, costo de vida 68 %, inseguridad 74 %, crisis de la salud 75 %, diferendo con Nicaragua 72 %).

Ahora bien, en lo que tiene que ver con el proceso de paz en La Habana (Cuba), esta encuesta tampoco nos dijo nada nuevo porque, eso de que "el 64 % de los colombianos considera que la mejor forma de resolver el problema con la guerrilla es a través de los diálogos de paz", no quiere decir que estén de acuerdo con lo que allá se está haciendo. Dentro de ese 64 % podría perfectamente estar yo, por ejemplo, que creo que con los narcoterroristas de las Farc sí se puede negociar pero no a cualquier precio, no con impunidad.

No, porque aunque sabemos que en el Congreso hay toda suerte de malandrines, salvo honrosas excepciones, es inconcebible que quienes hayan cometido crímenes de lesa humanidad puedan ocupar curules y, peor todavía, sin haber pedido perdón, reparado a sus víctimas o pagado cárcel.

El otro punto que llamó mi atención fue la manera como resaltaron la caída de nueve puntos (65 % a 56 %), en la imagen favorable del expresidente Uribe, cuando éste, a pesar de la brutal campaña de desprestigio a la que ha sido sometido; de haberse convertido en el líder de la oposición (el resto pertenece a la Unidad de Mermelada Nacional) y, de los errores que a veces comete, supera con creces la favorabilidad del Presidente.

Interesante, entonces, una encuesta con preguntas puntuales y muestras recogidas después de lo que ha sucedido en los últimos ocho días.

¿Cómo quedaría la imagen del presidente Santos, que con tal de subir en las encuestas fue capaz de someterse al ridículo reallity show Casas Gratis, en el que durmió, se duchó y posó en calzoncillos?

O bien, después de haber posesionado al ilustrísimo magistrado Alberto Rojas, que ante la andanada de críticas se vio forzado a entrar y a salir de la Casa de Nariño por la puerta de atrás.

¿Por qué el Presidente no esperó a que Rojas probara que tiene la idoneidad moral para desempeñar el cargo de Magistrado de la Corte Constitucional? (Ley Estatutaria de Administración de Justicia, art. 133).

¿Qué opinarían hoy los colombianos del proceso de paz de La Habana que además de ir a "ritmo insuficiente", al cierre del octavo ciclo de negociaciones, lo único que ha conseguido, fuera de la vitrina mediática de los narcoterroristas, es un simple "borrador de avances" del primer punto?

O, ¿si se comprueba que el Frente 18 de las Farc es el responsable de la matanza de la familia de Tarazá?

Y, ¿qué tal si se pregunta por el comportamiento de Colombia frente a lo que está sucediendo en Venezuela?

¿Cambiarían los resultados?

P.S. : Inadmisibles los calificativos de Piedad Esneda Córdoba para el señor Procurador.