HISTÓRICO
Cambió la terna para Fiscal: se fue C. Ospina
  • Cambió la terna para Fiscal: se fue C. Ospina | Archivo | Jorge Aníbal Gómez Gallego fue presidente de la Corte Suprema de Justicia. Es abogado de la UPB, de Medellín.
    Cambió la terna para Fiscal: se fue C. Ospina | Archivo | Jorge Aníbal Gómez Gallego fue presidente de la Corte Suprema de Justicia. Es abogado de la UPB, de Medellín.
Clara Isabel Vélez Rincón | Publicado el 12 de mayo de 2010

Por considerar que 10 meses de espera fueron demasiado y agotaron su patrimonio, el aspirante a Fiscal General, Camilo Ospina, renunció a la terna presentada por el presidente Álvaro Uribe ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

En su reemplazo fue nombrado el abogado antioqueño Jorge Aníbal Gómez Gallego, ex presidente de la Corte Suprema de Justicia, quien fue integrante de la Comisión de la Verdad de la Rama Judicial que trató de esclarecer los hechos del Palacio de Justicia.

Gómez Gallego es egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana y, a diferencia de los otros ternados por el presidente Uribe, sí es penalista. Uno de los aspectos que algunos de los magistrados de la Corte consideran como fundamental al momento de elegir al sucesor de Mario Iguarán.

El anuncio de su designación lo hizo el ministro del Interior, Fabio Valencia, quien resaltó sus cualidades profesionales y personales.

Agotamiento patrimonial
Al anunciar su renuncia irrevocable a la terna, Ospina aseguró que esta se debió al "agotamiento patrimonial" porque mientras los otros dos candidatos Margarita Cabello y Marco Antonio Velilla, "están trabajando", durante todo este tiempo, él ha ido gastando sus ahorros y no puede dar más largas.

A diferencia de los otros dos ternados por el Presidente que renunciaron a su postulación por considerar que la CSJ desconoció sus cualidades -Rosa Virginia Uribe y Juan Ángel Palacio-, Ospina señaló que entiende los trámites internos del alto tribunal para hacer la elección.

Es más, aseguró que para la Corte es más importante la elección de un magistrado de la Sala Laboral que la del sucesor de Mario Iguarán.

Aunque se rumoró que vendrían más renuncias en la terna, el consejero de estado Marco Antonio Velilla dijo a Colprensa que no abandonará su posibilidad de ser Fiscal, pues "eso sería una forma de presión y yo no estoy de acuerdo".

Consideró que "la Corte tiene que tomarse el tiempo. Lo entiendo perfectamente".

La Corte está dividida
Para el analista político, Rafael Nieto, las trabas para la elección de Fiscal General es solo una de las muestras de que hay una fractura dentro de la Corte.

Esta situación, aseguró, trae graves consecuencias para la administración de justicia en el país porque la interinidad no es buena para la Fiscalía. "Lo que pase en la administración de justicia es responsabilidad de la Corte. (...) Se está rayando en el prevaricato porque la terna fue considerada viable y no se ha dado la elección como obliga la Constitución".

Pero esa no es la única muestra del fraccionamiento del alto tribunal. Nieto recordó que hace más de un año la Corte está sesionando para elegir un magistrado de la Sala Laboral y tampoco se ha llegado a un acuerdo.

La tercera prueba es que tampoco se han podido poner de acuerdo en la elección de presidente. En febrero se venció el periodo del magistrado Augusto Ibáñez y Jaime Arrubla fue designado como presidente encargado porque no contó con los votos necesarios para ser elegido en propiedad. El otro aspirante era Pedro Munar.

Para Nieto, la designación de Jorge Aníbal Gómez es acertada. "Se trata de un penalista y de una persona muy seria".

Sin embargo, persiste la duda si la Corte se pondrá de acuerdo antes de que sea elegido el nuevo Presidente. El tiempo corre y Gómez deberá ser aceptado por el alto tribunal y presentar su "examen".