HISTÓRICO
Camila, la voz “recia” de La W
  • Camila, la voz “recia” de La W | FOTO CORTESÍA
    Camila, la voz “recia” de La W | FOTO CORTESÍA
Por GUSTAVO OSPINA ZAPATA | Publicado el 23 de septiembre de 2012

Por su rostro dulce y hasta angelical, en la calle nadie la imaginaría como la periodista recia y profunda, la que hace sin temor las preguntas duras, aquellas que muchas veces molestan al entrevistado y hasta le originan insultos en su cuenta de Twitter.

Pero Camila Zuluaga , periodista joven de la W Radio, tiene la fortuna de que en las calles la gente no la reconoce. Así pasa de incógnita y puede llevar una vida normal, sin los agites e incomodidades de la fama.

Pudo ser actriz, porque empezó actuando en Padres e Hijos, pero se volvió periodista, pasó de la aparente frivolidad a la profundidad, ¿cómo vivió eso?
“Pues es que dejé de ser actriz cuando tenía 15 o 14 años, después entré a estudiar Ciencia Política en Los Andes y en el colegio y la universidad sabía que quería ser periodista, porque era una forma de vincularme con los medios de comunicación pudiendo aplicar mi carrera. Lo de actriz fue muy chiquita, pero a la gente no se le olvidó”.

¿O sea, no soñó ser actriz?
“Todo mundo piensa que fue el trampolín. Cero trampolín, si hay algo que me ha costado trabajo es desestigmatizarme de Padres e Hijos, porque estuve en MTV, luego en Los 40 Principales y ahora en La W, hago mil cosas más, pero de todas formas la gente se sigue acordando. Le doy gracias al programa porque fue una época bonita, aprendí muchas cosas, entre ellas a tener responsabilidades, trabajar y ser cumplida desde pequeña”.

¿Con sólo 26 o 27 años, no se siente saturada de trabajo?
“Tengo mucho trabajo, pero pienso que es el momento de trabajar, porque cuando tenga hijos voy a hacer un stop”.

¿Usted no estudió comunicación pero es una periodista reconocida, ¿es que no hace falta estudiar periodismo?
“No quisiera ofender a los comunicadores, pero pienso y toda la vida sostuve que uno primero tiene que aprender el tema del que va a hablar y después cómo lo va a hablar”.

Para ser tan reconocida, ¿le ayuda estar en la W?
“Pero por supuesto, sin duda alguna La W ha sido una plataforma muy importante, de no haber sido por La W no estaría donde estoy, estoy en La W, ni más ni menos”.

¿No le asustó la fama de recio de Julio Sánchez?
“Yo empecé a trabajar con Julio desde chiquita, cuando él me propuso le dije no sé nada de lo que quieres que yo haga, me vas a tener que tener paciencia, y dijo no importa, porque el periodista se tiene que formar en el ejercicio. Evidentemente es pesado y fuerte, pero de eso se trata el trabajo, finalmente”.

¿Cuál es el peor defecto de un periodista?
“Ser egoísta con las fuentes”.

¿Qué espacio no negocia?
“No negocio los domingos, y el viernes por la tarde, los días con mi familia, mi perro Ramón, un buldog inglés”.

¿En su privacidad es dura?
“Soy relajada, pero también dura a veces”.

¿Qué le ablanda el corazón?
“Una persona noble, sensible y sobre todo sincera”.