HISTÓRICO
Capriles dice que Gobierno venezolano le robó las elecciones
  • Capriles dice que Gobierno venezolano le robó las elecciones
Publicado el 24 de abril de 2013

El líder opositor venezolano Henrique Capriles dio un ultimátum al ente electoral de su país para que inicie este jueves una auditoría pactada sobre los disputados resultados de las votaciones presidenciales, con la que está seguro podrá demostrar que Nicolás Maduro se "robó" la presidencia.

"La verdad del tamaño de nuestro país es que ustedes se robaron las elecciones y lo vamos a demostrar", clamó una vez más el aspirante opositor, exigiendo revisar tanto las máquinas de votación, como las actas en poder del CNE con los comprobantes físicos de votos contenidos en las urnas para sustentar sus denuncias.

Previamente, una comisión parlamentaria anunció que investigará al gobernador del estado Miranda por supuestamente incitar las violentas protestas que siguieron a su desconocimiento de las cifras oficiales, en las que perdió por menos de 300.000 votos frente al heredero político del fallecido Hugo Chávez.

"Esperamos hasta el día de mañana (jueves), no vamos a esperar más tiempo () no vamos a dejar que jueguen con nosotros, que se burlen de nosotros", dijo Capriles sin detallar las acciones a tomar si no hay respuesta del organismo.
Por su parte, el Gobierno insistió en que el líder opositor deberá enfrentarse a la justicia por los disturbios que dejaron un saldo oficial de nueve muertos y decenas de heridos, calificando a su adversario de "asesino", "fascista" y "golpista".

"Ayer una niña de 11 años murió, otro muerto más del fascismo que se le carga al asesino Henrique Capriles y que tendrá que pagar más temprano que tarde por esos crímenes. No es así que en democracia se dirimen nuestras diferencias", dijo el diputado Pedro Carreño, presidente del grupo de investigación.

La Fiscalía aumentó el número de fallecidos y casos de violencia relacionados con el vandalismo, mientras la oposición puso en duda la versión oficial sobre los "homicidios políticos" y el alcance de los daños a la infraestructura estatal.
"¿Quieren juzgarme? Aquí estamos, no les tenemos miedo a sus amenazas", respondió desafiante el dirigente opositor.

Mientras Capriles criticaba que el Ministerio de Información emitiera por cadena de radio y televisión un video oficial editando sus declaraciones para ligarlo a los actos de violencia, las autoridades interrumpieron su declaración pasando precisamente la controvertida pieza audiovisual por todos los canales de televisión.

Auditoría e investigación

El Consejo Nacional Electoral (CNE) se comprometió la semana pasada con ambos bandos a realizar una auditoría adicional a la realizada después de cada votación para dar confianza sobre unos resultados que asegura son exactos e irreversibles.

Mientras, la retórica oficial contra Capriles subió de tono. La comisión parlamentaria integrada en su totalidad por oficialistas iniciará una pesquisa la semana que viene que podría llegar a la Fiscalía para apoyar la apertura de un procedimiento penal.

"No pueden quedar impunes las muertes ordenadas por el fascista asesino Capriles. Las investigaciones van adelantadas, caiga quien caiga", escribió en su cuenta de Twitter el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.
La ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela, dijo que "prepara una celda" para Capriles.

"Te garantizo que en la cárcel nadie te tocará (...) tienes que pagar tus crímenes", le dijo Varela.

Con los ánimos todavía caldeados, ambos líderes han convocado movilizaciones el 1 de mayo por el Día del Trabajador, lo que podría generar incidentes violentos si sus simpatizantes se cruzan en las calles.

Analistas creen que el Gobierno asumiría un gran riesgo político si decidiese encarcelar a Capriles, quien logró conquistar a casi 700.000 votantes que hace seis meses votaron por Chávez y dejó el mapa electoral venezolano partido en dos.

"Tendrán que habilitar todos los estadios de fútbol y béisbol de toda Venezuela y convertirlos en campos de concentración, porque van a tener que meter presos a millones de venezolanos", contestó el alcalde opositor Antonio Ledezma a la ministra Varela.