HISTÓRICO
Carolina y Víctor Hugo, la pareja en San Silvestre
  • Carolina y Víctor Hugo, la pareja en San Silvestre | Carolina, Víctor y Melanie FOTO CORTESÍA
    Carolina y Víctor Hugo, la pareja en San Silvestre | Carolina, Víctor y Melanie FOTO CORTESÍA
POR SANTIAGO HERNÁNDEZ HENAO | Publicado el 29 de diciembre de 2012

Carolina y Víctor Hugo primero hicieron pareja, y luego una familia convertida. Ahora cerrarán el año como más les gusta: corriendo.

Carolina Tabares Guerrero, ganadora de dos oros en Juegos Nacionales, y su compañero, el también atleta Víctor Hugo Ocampo Rivera, segundo en la primera Maratón de las Flores de Medellín este año, han sellado una vida a las carreras.

Se conocieron hace trece años en La Ceja. Carolina apenas era una niña de 13 años y Víctor estaba por los 17. "Los dos entrenábamos con José de los Santos Álvarez, que ha hecho a la mayoría de campeones del municipio. Yo ya llevaba unos años, pero así fue que nos conocimos", sostiene Víctor Hugo, hoy de 30. Carolina tiene 26.

Así, como adolescentes, comenzó un amorío que se puso serio con la distancia. A los 18, a Víctor le resultó una beca para irse a estudiar a la Universidad de Turabo, en Puerto Rico. "Decidimos seguir la relación, nos comunicábamos como se podía, a punta de llamadas. Yo venía cada seis meses, pero así duramos cinco años, sin vernos", explica Víctor Hugo, quien logró el grado de educador físico. En 2006, gracias a una beca, Carolina viajó y, por fin, estuvieron juntos.
Y desde que ella llegó a Turabo, su novio se convirtió en su entrenador. La relación que tenían y la experiencia acumulada por Ocampo en Puerto Rico, hizo que tanto la universidad como la misma atleta pensara en su pareja para el entrenamiento.

"Llevo casi cinco años con Víctor como entrenador, aunque no fue una decisión nuestra. Demostramos que él sabía y que yo podía dar buenos resultados", anota Carolina, quien tras su graduación volvió con su pareja a Colombia, y este año ganó oro en 5.000 y 10.000 de los Nacionales, que la puso como la mejor fondista en pista.

Hace un año comenzaron una de las carreras más felices. A su vida llegó Melanie, una chiquita nacida en Puerto Rico, y que ahora vive con sus padres en La Ceja. Carolina correrá la San Silvestre de Chía. Luego retornará, a las carreras, a La Ceja, para despedir el mejor año de sus vidas.