HISTÓRICO
Catalina Aristizábal nació en la época equivocada
  • Catalina nació en la época equivocada | FOTO RÓBINSON SÁENZ
    Catalina nació en la época equivocada | FOTO RÓBINSON SÁENZ
Por LAURA B. CASTRO CÁRDENAS | Publicado el 20 de noviembre de 2012

El envejecimiento lo defino como lo más natural posible.

Esa angustia desenfrenada de muchas mujeres por detener la edad me preocupa un poco. Ellas terminan recurriendo a unos tratamientos tan invasivos que dejan perder su belleza, volviéndose irreconocibles.

Defino la belleza como algo que no tiene por qué doler. Es que el dolor ya está mandado a recoger.

¿Tratamientos que lastiman? Sí, desafortunadamente, cuando no existía esta tecnología, fui de las pioneras de la depilación láser en esas épocas en las que dolía, quemaba y sacaba sangre.

Asumo la edad sin tener que recurrir a tanta cosa. Me gusta verme bien y sentirme bien. En este momento la acepto tal y como venga pero si puedo prevenirla moderadamente desde ya, sin tanto cambio físico, lo haría.
No me gustan los excesos. Tengo una rutina de ejercicio que hago dos o tres veces a la semana durante 45 minutos, poco tiempo porque no es que me fascine ni es mi fuerte. Sí he hecho dieta toda mi vida.

Los consejos de mi mamá me han servido en el tema de la piel porque es una mujer que siempre se cuidó y a la edad que tiene puede mostrar el buen manejo que le dio.

En cuanto a ropa, me encanta lo vintage y de hecho tengo un almacén en Bogotá que se llama The vintage shop, un lugar de verdaderos tesoros.

El concepto de vintage acá no lo tienen muy claro, creen que son los rotos de la ropa usada, pero el vintage tiene algo especial y es que son prendas que van desde los años 20 hasta los 90.

Yo soy una recolectora de esos pequeños tesoros.

La época que más odié por estilo fue la de los años 90, pero en la tienda me di cuenta de que los shorts a la cintura, los colores fuertes y los prenses le encantan a la gente.

Mi época preferida es la de los años 50. Me fascinan los vestidos volados, a la rodilla, los strappless, los corsés, los peinados, los sombreros. ¡Qué tristeza no volver a eso…

Me inspiré en lo vintage porque es la temática de los lugares que me gustan cuando viajo, lo que más me llama la atención. Nunca me imaginé que me iba a meter en el mundo del comercio, pero bueno...

¿Que si nací en la época equivocada? Sí, sí. Nací en la época que no era. Lo he dicho toda la vida. Todo lo que sea vintage, viejo y retro me fascina.

Mi faceta de modelo tendré la oportunidad de explorarla como parte del jurado del programa Colombian Next Top Model -que se estrenará por Caracol en enero del próximo año-. Junto a Kika Rocha, la editora de moda y belleza de People en español, Raúl Higuera, un fotógrafo prestigioso del país, y yo, encontraremos a la revelación del modelaje en el país. La presentadora será Carolina Guerra y el asesor de estilo, Franklin Ramos.

Las características que debe tener una buena modelo es que sea alta, segura, tenga porte y compromiso.