HISTÓRICO
Catalina Robayo vuelve a ser señorita Valle
Colprensa | Publicado el 09 de abril de 2010
Catalina Robayo, quien representó al Valle en la pasada edición del Concurso Nacional de Belleza por pocos días, hasta que fue destronada por una tutela, vuelve renovada y nombrada por decreto.Aunque aún no tiene la corona y la banda que la acreditan como Señorita Valle 2010, Catalina Robayo Vargas ya es oficialmente la nueva reina departamental, nombrada por decreto. 
 
“El año pasado coroné en Cartagena y este año seré coronada”, dice la palmirana que el próximo 27 de mayo, en el Teatro Municipal, recibirá la corona que le resultó tan esquiva el año pasado, cuando una tutela interpuesta por Diana Salgado frenó sus aspiraciones. 
 
En la velada, a la que asistirá la Señorita Colombia, Natalia Navarro Galvis, se rendirá un homenaje a la belleza de la mujer vallecaucana. 
 
¿Qué pasó con usted después del 16 de noviembre, día de la coronación de la actual Señorita Colombia? 
"Me instalé en Bogotá para descansar, conocer y terminar cosas pendientes. Pasé la Navidad rodeada de la gente que quiero y luego empecé a estudiar muy juiciosa, adelantando materias, porque desde principios de este año comencé a analizar la posibilidad de volver al reinado". 
 
¿Le llovieron críticas el año pasado por haber coronado a las princesas del Reinado Nacional de Belleza? 
 "Para nada. Creo que la gente entendió que era un acto de amistad con mis compañeras del reinado. A ellas les consultaron sobre esto y decidieron que no había mejor persona que yo para entregar las coronas, porque además de competir, nos volvimos muy amigas. Yo lo tomé como un regalo del Concurso y de la vida. El año pasado coroné y este año seré coronada". 
 
Al mirar atrás, ¿qué conclusión saca sobre ese noviembre en Cartagena? 
"Fue una de las mejores experiencias que me ha regalado la vida. Un momento para reflexionar, madurar y crecer como persona, y eso tiene un valor incalculable para mí. El 2009 fue un gran año porque tuve muchos logros; ha sido, sin duda, uno de los mejores que he vivido". 
 
¿Qué opinó su familia sobre su decisión de regresar al reinado? 
"Tengo una familia que me apoya ciento por ciento en todas mis decisiones. Asumo mis responsabilidades y las decisiones que tomo en mi vida. Hoy, con esta elección, todos están muy contentos y comprometidos con el Valle". 
 
¿No hay prevención frente a lo sucedido el año pasado? 
"No. El año pasado lo que tuve fueron buenas energías, buenos comentarios y buenas experiencias, y todo esto lo tomo como una parte positiva para este año. El pasado es pasado, hay que vivir el presente para construir un futuro y eso es lo que estoy haciendo". 
 
¿Mantiene una buena amistad con Raimundo Angulo y la Junta Directiva del Concurso? 
"No he tenido la oportunidad de volver a hablar con ellos, pero el cariño mutuo existe. A Raimundo lo admiro, lo respeto y le tenga cariño, igual que a todos los miembros del Concurso, porque de ellos obtuve apoyo". 
 
¿Ese apoyo, sumado al hecho de que el Valle del Cauca cumple 100 años, son la garantía de que usted será la próxima Señorita Colombia? 
"Seguro no tenemos absolutamente nada en la vida. Ni la vida la tienes asegurada. Pero sí pienso que son grandes posibilidades para hacer nuestro mejor desempeño. Me emociona ser la reina en el centenario del Valle porque no va a ser un reinado común". 
 
Haber estado una semana en el reinado, ¿le da ventaja sobre las demás? 
"No, me siento con ventajas conmigo misma porque estoy más segura. Ya no es tan desconocido para mí ese mundo de Cartagena. Pero no es una ventaja ante las demás porque igual voy a sentir nervios, los días serán diferentes y cada experiencia es única. Cosas que ya viví, como el vuelo real, no serán las mismas del año pasado". 
 
¿Qué debe trabajar como parte de su preparación a Cartagena?
 
"No habrá cirugía plástica, queremos ir naturales a Cartagena, por eso vamos a tonificar el cuerpo y a buscar el look perfecto".