HISTÓRICO
Ahora las voces son de libertad
Juan Carlos Monroy Giraldo | Publicado el 06 de julio de 2008
Después de escuchar por años los mensajes y ruegos que desde Las voces del Secuestro les enviaban, los cuatro policías rescatados se tomaron los micrófonos del programa radial para alentar a sus compañeros a resistir el secuestro en la selva.

Los agentes llegaron a la cabina desde la medianoche del sábado y protagonizaron hasta la madrugada del domingo una emisión de total contraste. Los rescatados fueron a enviar mensajes de esperanza a los secuestrados que permanecen cautivos y terminaron en llanto con el relato de su pesadilla en manos de las Farc.

Así lo vivió Herbin Hoyos Medina, periodista y director del programa que ya completa 14 años al aire. "Fue un sueño de 10 años hecho realidad tenerlos a este lado de la libertad. Es un ritual que tenemos ya en el programa, que cada persona regrese del secuestro venga al estudio para alentar a los que se quedaron desde su libertad".

Con los cuatro uniformados de ayer, el comunicador indicó que "son 11.017 las personas que han pasado en los 14 años del programa al aire tras volver del secuestro, de 16.000 plagiados en este tiempo".

Libertad y muerte
El cabo de la policía John Jairo Durán, uno de los 15 rescatados y quien fuera secuestrado el 3 de agosto de 1.998 en Miraflores (Guaviare", se improvisó como locutor: "Hermanos secuestrados: con lo que nos pasó a nosotros queda demostrado que Dios sí existe y que está con ustedes, no desfallezcan. Ofrézcanle a Dios todas las humillaciones que reciben. No se dejen ganar de la tristeza".

Luego, en medio del llanto, el policía de 35 años narró por 30 minutos episodios del cautiverio, como la muerte del capitán Julián Ernesto Guevara, tras una "caminata de la muerte" y una larga enfermedad.

"Sus huesos estaban forrados por la piel, era un cadáver. Yo lo alimentaba, lo bañaba, lo afeitaba... empecé a aplicarle las inyecciones y cuando lo hacía, ya no se ponía pálido sino verde", relató el cabo Durán.

Y agregó que al amanecer del 16 del enero de 2006, llamó al capitán Guevara y éste no respondió.

El policía le pidió a los guerrilleros que le quitaran las cadenas con las que los obligaban a dormir, pero un guerrillero "me dijo que estaba muerto".

"Les pedí a los guerrilleros que me dejaran enterrarlo y me contestaron: 'eso no se va a poder' y se lo llevaron".

Su cuerpo no ha sido entregado por la guerrilla a la familia.El mensaje de Íngrid
Hacia las 4:30 a.m. se escuchó en la cabina de las Voces del Secuestro la de Íngrid Betancourt. Desde Francia animó a los plagiados: "A los que están en la selva, saben que cuando me comprometo lo hago de verdad. No voy a dejar un segundo de abogar por la libertad de ustedes y por lograr canales de comunicación con las Farc y con los países que podamos movilizar para que ustedes puedan volver rápidamente".

La política señaló que Sarkozy ordenó a sus asesores "seguir luchando por todos los secuestrados que siguen en la selva".

Ya de madrugada, la emisión especial de ayer terminó con otro ritual: el abrazo de la libertad entre Herbin Hoyos y los policías. "Este programa no debe existir -dijo su director-, se tiene que acabar con el regreso del ultimo secuestrado".