HISTÓRICO
Chatarrización de particulares va al Concejo
  • Chatarrización de particulares va al Concejo | | Uno de los aspectos que se deben clarificar antes del inicio de las sesiones ordinarias del Concejo, en las que se debatirá la propuesta, es realmente cuántos carros con más de 20 años están registrados y ruedan en Medellín.
    Chatarrización de particulares va al Concejo | | Uno de los aspectos que se deben clarificar antes del inicio de las sesiones ordinarias del Concejo, en las que se debatirá la propuesta, es realmente cuántos carros con más de 20 años están registrados y ruedan en Medellín.
José Alejandro Pérez M. | Publicado el 04 de febrero de 2011

Para que cualquier programa que busque mejorar la calidad del aire que se respira en Medellín, y también hacer más eficiente la movilidad en las vías de la ciudad, es indispensable incentivar la modernización del parque automotor.

Por lo menos así lo piensa el concejal Nicolás Albeiro Echeverri Alvarán. Y por eso plantea la necesidad de desarrollar un programa de desintegración o chatarrización de vehículos particulares en la ciudad. "En una ciudad que todos los días crece su población, disminuye sus zonas verdes, que por su geografia tiene menos velocidad de vientos y que hay concentración de los gases, creemos que deben buscarse los recursos y apropiar los fondos necesarios para que los particulares voluntariamente puedan acceder a ellos y cambiar unos vehículos que salgan de circulación". Así lo expresó el concejal en diálogo con EL COLOMBIANO, quien agregó también que diariamente los vehículos particulares están arrojando al ambiente 2.649 toneladas diarias de Co2.

Fondo de reposición
De acuerdo con la propuesta que el legislador municipal está estructurando para presentar en las sesiones ordinarias del cabildo en el mes de marzo, esta chatarrización cobijaría a vehículos que tienen una antigüedad de veinte años o más, siempre y cuando no estén certificados por organismos especializados como automóviles antiguos o clásicos.

Para atender los recursos que generaría el pago de un incentivo a la chatarrización por parte de los dueños de estos carros, el acuerdo que se presentará a debate en el Concejo de Medellín propone la creación de un fondo de reposición de vehículos particulares que estaría alimentado por recursos provenientes del 3 por ciento del Impuesto de Vehículos Automotores que cada año se cobra a los propietarios de vehículos registrados en cada departamento del país. Explica Nicolás Albeiro Echeverri que del total recaudado en cada jurisdicción al municipio le corresponde el 20 por ciento. De allí, plantea, se pondría el case inicial para la creación del fondo que debe subsidiar la reposición de los vehículos desintegrados.

Pilares
En el borrador del proyecto de acuerdo, conocido por EL COLOMBIANO, se esbozan los cuatro pilares sobre los que se estructuraría todo el programa de chatarrización de vehículos particulares en Medellín.

El primero de ellos es la universalidad, en el sentido que este plan se aplicaría "a todos los vehículos particulares que ruedan dentro del territorio del municipio de Medellín".

También se habla de una medida progresiva ya que la meta de chatarrización se realizaría de manera gradual y progresiva de acuerdo con los recursos disponibles y la capacidad operativa del municipio de Medellín.

En tercer lugar está la priorización que llevaría a que se destruyeran primero los carros de los propietarios que tienen más de un vehículo y de último los vehículos que contribuyen al sustento económico de sus dueños.

Finalmente, el borrador sustenta la viabilidad financiera del plan en el aporte que todos los propietarios hacen al fondo a través del pago de su impuesto vehicular, y agrega que también se crearían líneas de crédito blandas a través del Banco de las Oportunidades para que quienes tienen su carro como herramienta de trabajo, puedan financiar un vehículo de modelo más reciente.

Ya programas de chatarrización de vehículos fueron usados el año pasado por gobiernos europeos, Estados Unidos y Argentina, por ejemplo, para reanimar la actividad industrial automotriz y promover la modernización por vehículos más eficientes y menos contaminantes.