HISTÓRICO
Cinco puntos innegociables en el proceso de paz con las Farc
  • Cinco puntos innegociables en el proceso de paz con las Farc | Humberto de la Calle (en el centro), acompañado de Frank Pearl y Sergio Jaramillo, todos delegados del Gobierno en los diálogos de paz en La Habana, Cuba. FOTO MANUEL SALDARRIAGA
    Cinco puntos innegociables en el proceso de paz con las Farc | Humberto de la Calle (en el centro), acompañado de Frank Pearl y Sergio Jaramillo, todos delegados del Gobierno en los diálogos de paz en La Habana, Cuba. FOTO MANUEL SALDARRIAGA
Por JUAN CARLOS MONROY G. | Publicado el 12 de junio de 2013

A ocho días de completarse siete meses del proceso de paz entre el Gobierno y las Farc, se registran avances, pero también contratiempos. Hasta ahora hay un solo acuerdo de tierras, calificado de histórico, pero el tiempo empieza a convertirse en factor de presión para los negociadores en Cuba.

La firme postura del Gobierno para rechazar las propuestas de las Farc de aplazar las elecciones un año para evitar las "presiones proselitistas", y convocar una Asamblea Constituyente, revive las diferencias sobre reformas políticas, plazo límite de los diálogos (no más de este año, según el Ejecutivo) y la refrendación social de lo acordado.

Lo anterior se suma a otras negativas del Gobierno frente a las reiteradas peticiones de las Farc en la mesa de negociación, como aceptar un cese el fuego bilateral y la reducción de las Fuerzas Militares. La guerrilla también ha fracasado, hasta ahora, en el insistente pedido de inclusión del jefe guerrillero alias "Simón Trinidad" (extraditado a Estados Unidos) como negociador.

El no rotundo del Gobierno a estas iniciativas causó molestia en las Farc, que ayer lo calificaron de "autoritario". Estos roces motivaron al vicepresidente, Angelino Garzón, a pedir acercamientos: "En toda negociación hay que evitar pedirle al contrario lo imposible, de esa discusión debe salir un acuerdo. La guerrilla tiene la obligación de escuchar los argumentos del Gobierno para construir un acuerdo".

Con ese panorama y cierta tensión, las delegaciones trabajan esta semana por separado en la revisión de propuestas para discutir el tema sobre la participación política, uno de los más complejos sobre la mesa de negociación. Se trata de un reclamo histórico de la insurgencia que "justifica" su lucha armada.

El inicio del segundo tema de la agenda tiene un mensaje de urgencia del Gobierno y sectores políticos y sociales del país: celeridad para avanzar en los diálogos, a los que les restan seis meses para conseguir un acuerdo total, según el plazo reiterado varias veces por el presidente Juan Manuel Santos.

Con ese fin, delegados de las Naciones Unidas en Colombia y del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de Paz de la Universidad Nacional entregaron ayer 918 propuestas. Son de autoría de 480 organizaciones sociales y movimientos políticos reunidos en el Foro Nacional sobre Participación Política, en abril pasado.