HISTÓRICO
Detenido el congresista Carlos García por parapolítica
Colprensa | Publicado el 25 de julio de 2008

Los testimonios de tres ex integrantes de las Auc actualmente detenidos en la cárcel de Picaleña, son los que hoy tienen tras las rejas al ex presidente del Congreso y director del partido de ‘La U’, Carlos García Orjuela. Por lo menos así lo dio a conocer el dirigente político del Tolima, tras su entrega en el CTI de la Fiscalía de Santa Marta, hasta donde llegó poco antes del medio día.

Según estos tres ex paramilitares, durante 2001 García Orjuela habría recibido apoyo de las Auc que operaban en el Tolima, cuando éste se desempeñaba como presidente del Congreso de la República. Asimismo, es señalado –por estos ex paramilitares- de haber sostenido reuniones con las Auc en el Guamo, Tolima.

"Eso no es verdad", dijo García al responder las inquietudes que al respecto le formularon los periodistas luego que la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ordenara su captura por considerar que existen indicios suficientes que lo relacionan con los paramilitares.

"Soy completamente inocente de lo que se me acusa y por lo tanto espero muy rápido que la Corte juzgue. Entiendo que esto no se pueda convertir en una norma arbitraria", dijo García Orjuela, quien se mostró confiado frente a lo que viene.

"Estoy libre de toda culpa, según mi conciencia y mis pruebas y espero que el país confíe en mí", señaló el congresista.

Traslado a la Fiscalía en Bogotá
Esta medida se produce tres meses después de que la Corte Suprema de Justicia oyera en investigación preliminar al senador del Partido de ‘La U’, quien al mencionar esa diligencia recordó el nombre de María Mercedes Cuellar de Martínez, entre otros senadores y ciudadanos, quienes han debido confrontar –según él- los testimonios de "tres bandidos que buscan rebajas de penas".

"No entiendo cuál es el concepto con el que se maneja este proceso. Lo cierto es que estoy atento a que la justicia resuelva y conozca la verdad", dijo García y agregó que "espero no estar vinculado con otros procesos políticos".

Pocas horas después de su entrega en Santa Marta, García Orjuela arribó a Bogotá donde fue conducido por agentes del CTI de la Fiscalía a las instalaciones del búnker.

A su llegada a la capital, el presidente del Partido de ‘La U’ venía acompañado por su abogado y se abstuvo de dar declaraciones a la prensa.

De esta manera, en los próximos días el presidente del partido de ‘La U’ deberá acudir al Alto Tribunal para en indagatoria ampliar su testimonio y tratar de controvertir las declaraciones en su contra y demostrar su inocencia.

Los señalamientos
Contra Carlos García Orjuela la Sala Penal de la Alta Corte había abierto, a mediados de abril, una investigación preliminar dentro del proceso de la ‘parapolítica’.

Esta medida adoptada por el Alto Tribunal fue sustentada en los testimonios entregados por varios desmovilizados de las autodefensas quienes, separadamente, lo señalaron junto con otros tres dirigentes políticos como los destinatarios del apoyo que le habrían dado los paramilitares durante las elecciones anteriores a su llegada al Congreso.

Los señalamientos vinculan a García y a los demás parlamentarios con el Bloque Tolima de las desaparecidas Autodefensas, el mismo con el que se habría celebrado una presunta reunión (cumbre) en 2001, en la localidad de San Luis (Tolima).

Una vez empezaron a circular estas versiones el presidente de ‘La U’ renunció a su calidad de presidente de ese movimiento político, pero la determinación no fue aceptada por los copartidarios a pesar de la decisión de la Corte. "Me aparto de la dirección del partido pero no renuncio al Congreso, me quedo atendiendo el llamado para aclarar la conducta", dijo García en ese momento.

Incertidumbre por la dirección de La U
La orden de detención contra el senador Carlos García generó un profundo impacto al interior de ‘La U’. En el partido mayoritario de la coalición de Gobierno, la captura de su presidente fue asumida por los congresistas como una circunstancia "preocupante" que obliga a dar un timonel en la dirección de la colectividad.

Por el momento, la renuncia de García a la presidencia se vislumbra inminente porque así se había establecido al interior de ‘La U’. Según el senador Jairo Clopatofsky, todos los parlamentarios decidieron que cuando un congresista fuera privado de la libertad, inmediatamente se obligaría su dimisión.

Además, cuando la Corte abrió investigación preliminar, Carlos García presentó su renuncia, pero el pleno del Partido decidió rechazarla.

De momento, las riendas de ‘La U’ serán asumidas por la dirección alterna, integrada por tres senadores y tres representantes a la cámara.

Así lo aclaró el senador Carlos Ferro, precisamente miembro de la dirección alterna, quien además manifestó que la elección del nuevo presidente tendrá que salir de la Convención nacional del Partido.

Por su parte la senadora Martha Lucía Ramírez, indicó que la presidencia de la colectividad debe ser asumida por una persona ajena al partido y se atrevió a dar nombres como el de Alberto Velásquez, ex secretario de la presidencia; Sergio Uribe, empresario colombiano, e incluso nombró dentro de sus candidatos a la senadora Adriana Gutiérrez.

"A mí me gustaría alguien de afuera. Alguien que esté lejano al partido. Alguien como Alberto Velásquez, como Sergio Uribe, o Adriana Gutiérrez (...) Lo importante es que sea alguien capaz de unir el partido que infortunadamente desunió Carlos García", dijo la senadora.

Por último dijo sobre su tercera candidata (Adriana Gutiérrez) que cree fielmente en su inocencia. "Es una persona constructiva y que convoca, es muy cercana al Gobierno", manifestó Ramírez.

Clopatofsky, dijo que la captura de García obliga a una reunión urgente para trazar los derroteros de la colectividad.

La representante Lucero Cortés, quien también hace parte de la dirección alterna, anticipó que el partido nombraría a un presidente de forma transitoria mientras se realiza la asamblea general en noviembre. En ese cargo provisional, dijo Cortés, se pensaría en nombrar provisionalmente al secretario general, Luis Guillermo Giraldo.

Tercer ex presidente del Congreso capturado
Carlos García Orjuela es médico de profesión. Nació en Icononzo, Tolima, el 5 de julio de 1949 y fue presidente del Congreso en el periodo 2001-2002, cuando era miembro del Partido Liberal.

Con él ya son tres los ex presidente del Congreso privados de la libertad por orden de la Corte Suprema de Justicia. Antes habían sido detenidos, Mario Uribe Escobar (presidente del Senado entre 2000 - 2001, y Luis Humberto Gómez Gallo (2004 - 2005).

Antes de llegar al legislativo, García ocupó varios cargos en el departamento del Tolima, entre ellos, concejal de su ciudad natal además del municipio de Flandes. Fue catedrático de la Universidad Nacional.

Como congresista ha ocupado curul en el Senado desde 1998 y desde hace dos años se desempeña como presidente del partido de La U.

Actualmente, integraba la comisión primera en donde ha defendido proyectos claves del Gobierno. En la pasada elección el senador obtuvo poco más de 30.000 votos.