HISTÓRICO
Philip Morris acuerda compra de Protabaco
Gustavo Gallo Machado | Publicado el 10 de julio de 2009
La noche del jueves se cerró en Nueva York, Estados Unidos, la compra del 100 por ciento de la Productora Tabacalera de Colombia (Protabaco) por parte de la multinacional norteamericana Philip Morris International, propietaria de la Compañía Colombiana de Tabaco (Coltabaco).

"Estamos extremadamente complacidos por llegar a este acuerdo con Protabaco para continuar construyendo nuestro negocio en este importante y estratégico mercado", dijo Miroslaw Zielinski, presidente de Philip Morris para la región de América Latina y Canadá.

Se trata de una de las movidas empresariales más importantes este año. La operación tuvo un costo de 452 millones de dólares y se dio luego de más de dos años de conversaciones entre las partes, le contó a este diario el director General de Coltabaco, Jon Ruiz.

La compra forma parte del proceso de expansión de la tabacalera privada más grande del mundo en América Latina y ubica a la firma estadounidense prácticamente como el productor dominante del mercado local, con el 80 por ciento.

En el 2005, Philip Morris adquirió a la mayor tabacalera local, Coltabaco, por alrededor de 300 millones de dólares.

El directivo señaló que ahora se espera la aprobación por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio. Se trata de un proceso que puede tardar unos seis meses, en los que la autoridad analizará que no se viole la ley de competencia.

De acuerdo con cifras del mercado, en la actualidad Protabaco tiene el 32 por ciento, Coltabaco el 50 por ciento y British American Tobacco (BAT) el 18 por ciento.

En Ecuador, Philip Morris es dueña del 85 por ciento del mercado, mientras que en Chile, BAT domina el 95 por ciento.

Pese a estos porcentajes, Jon Ruiz dice que confía en la aprobación que de la negociación hará la Superintendencia por cuanto se cumplieron todos los requisitos.

Sin embargo, en declaraciones a Colprensa, el ex superintendente de Industria, Jairo Rubio Escobar, se mostró dudoso de la operación.

Consideró muy poco probable que el ente de control acepte la integración porque la compra de toda la hoja de tabaco de país quedaría en manos de la compañía estadounidense, pues su competencia (BAT), importa sus productos de Chile y Venezuela.

Jon Ruiz dialogó con EL COLOMBIANO sobre esta operación:

¿Cuánto duraron las conversaciones entre Coltabaco y Protabaco?
"Llevamos un par de años en los acercamientos con Protabaco. Estamos muy contentos de cerrar esta negociación ayer tarde (jueves) y ahora estamos a la espera de la aprobación por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio".

¿Lo que sigue en ese proceso es la determinación de la Superintendencia? ¿Confían en ese visto bueno?
"Calculo que a mediados de julio estaremos presentando ante la Superintendencia todos los documentos y, desde nuestro punto de vista, pensamos que la operación cumple con todas las normas aplicables de la competencia. Por lo tanto confiamos en que antes de final de año nos den luz verde para avanzar en la integración".

¿Con qué objetivo se hace esta compra? ¿Cuál es el futuro de la empresa en Colombia?
"Tenemos que diferenciar dos puntos como es la manufactura para la venta en Colombia y por eso vamos a acomodarnos a las nuevas regulaciones que nos permiten desarrollar una actividad legal como es esta. La segunda es aprovechar las economías de escala que hay en Colombia para exportar a otras zonas de la región. En cuanto a la producción de hoja de tabaco la idea es, independientemente de esta operación, hacer una expansión de los cultivos en zonas complicadas donde el conflicto fue muy difícil, como son los Montes de María. De esta forma vamos a pasar de 5.000 hectáreas de cultivos a casi 15.000 hectáreas, generando cerca de 25.000 empleos rurales en los próximos cinco años".

¿Esta compra significa que ustedes confían en la economía colombiana y en sus perspectivas?
"La inversión que hicimos en Coltabaco en 2005 nos ha salido muy bien tanto desde el punto de vista de resultados de negocios, como del clima inversionista que hemos visto en el país. Estamos muy comprometidos con el desarrollo de Colombia. Con esta adquisición este es el primer caso en el que se compran dos compañías en un país en un tiempo tan corto. Tenemos plena confianza en la labor que ha hecho el Gobierno respecto a las inversiones extranjeras y esperamos que se siga generando empleo".