HISTÓRICO
CÓMO ALIVIAR UN BUEN GUAYABO
  • CÓMO ALIVIAR UN BUEN GUAYABO |
    CÓMO ALIVIAR UN BUEN GUAYABO |
Por RAMIRO VELÁSQUEZ GÓMEZ | Publicado el 20 de diciembre de 2012

El borracho iba a las 6 de la mañana para casa y se topa con una mujer que iba para misa. En medio de su ‘rasca’ le grita: fea. Y ella le responde: y tú, borracho. A mí se me pasa mañana, le responde él.

Pero hay guayabos que parecen eternos. Esa dosis máxima de alcohol de que habla la Clínica Mayo, una bebida para mujeres y dos para hombres, no se cumple en estas fiestas navideñas y de Año Nuevo.

No es fomentar el licor, es que no se cumplen. Por eso los guayabos frecuentes. Los hay temblorosos, paranoicos, dolorosos, auditivos, vomitivos, zumbadores, de esos que lo ponen a uno verde o amarillo, que son una pesadilla real.

¿Qué dice la ciencia? Estuvimos averiguando y olvídese no hay cura para el guayabo, pero sí unas recomendaciones para cuando uno no hace parte de ese 23 % de las personas a las que no les da guayabo según reveló un estudio en Current Drug Abuse Review.

El guayabo, fuera del alcohol, lo generan químicos producidos en la fermentación, en especial los congéneres, que son más abundantes en licores oscuros como tequila, brandy, whisky, vino tinto y cerveza negra. Uno de ellos, el metanol, se descompone en toxinas como el ácido fórmico y formaldehído.

También incide la deshidratación. El hígado convierte el alcohol en otros químicos, dice el médico Aaron Michefelder, que deben expulsar los riñones pero como hay ausencia de fluidos esas toxinas no son eliminadas.

¿Qué recomiendan médicos y especialistas? La Clínica Mayo sugiere comer antes de beber, beber despacio y tomar un vaso de agua entre trago y trago, que en preferencia debe ser claro. Michefelder dice que no deben ser más de cinco tragos en tres horas para hombres y tres para mujeres.

Es peor el guayabo si se combina con drogas como la nicotina.

Tras beber y despertar, tomar mucho líquido, sea agua o algunos energizantes. No sirven el café (no ayuda en nada) ni beber otro trago, pues luego será peor.

Levántese, que el flujo de sangre algo ayuda. Michefelder recomienda un antiinflamatorio antes de la fiesta para evitar la inflamación del cerebro, pero por ningún motivo acetaminofén. Y vitamina B, complejo B-100, durante la fiesta y al despertar, pues sirve para calmar los nervios.

Pero cura, cura, no existe. A unos una cosa les sirve, a otros otra. A mí, ninguna.

Maullido: en asuntos de pólvora creo más en la educación que en la prohibición a rajatabla.