HISTÓRICO
CÓMO EXPORTAR UN PAÍS CON EL FÚTBOL
  • CÓMO EXPORTAR UN PAÍS CON EL FÚTBOL |
    CÓMO EXPORTAR UN PAÍS CON EL FÚTBOL |
Por GERARDO LISSARDY | Publicado el 17 de junio de 2013

Apex espera que el programa insertado en la Copa de Confederaciones genere negocios por más de US$ 1.100 millones en 12 meses.

La propuesta es más o menos así: ¿qué tal si lo invitamos a Brasil a conocer nuestra producción, cenamos, vemos un partido de fútbol entre algunas de las mejores selecciones del mundo en vivo... y de paso hacemos negocios?

Cientos de empresarios han recibido un convite de ese tipo para venir "de compras" a Brasil con el pretexto de la Copa de Confederaciones, que se juega en ese país desde el 15 de junio hasta el último de mes.

Y, al parecer, muchos ven atractivo este peculiar proyecto de la agencia brasileña de promoción de exportaciones, Apex. Unos 900 invitados de más de 60 países (varios latinoamericanos) han confirmado su presencia, informó la entidad.

Apex espera que ese programa insertado en la Copa de Confederaciones genere negocios en varios sectores de la economía por más de US$ 1.100 millones en 12 meses. Luego prevé repetirlo para el Mundial 2014, también en Brasil.

La estrategia pasa por juntar "emoción y negocios", explicó el coordinador del proyecto, Ricardo Santana. A su juicio, es una especie de mercadeo de relaciones.

Apex ya ha diseñado proyectos similares para el Carnaval brasileño y la fórmula Indy de automovilismo. Pero es la primera vez que hace algo así en un torneo internacional de fútbol.

Para lograrlo, firmó en noviembre un acuerdo con la FIFA, el regulador del fútbol mundial, y pasó a ser auspiciante nacional de la Copa de Confederaciones 2013 y el Mundial 2014.

Eso permite a la agencia vinculada al ministerio brasileño de Desarrollo, Industria y Comercio, usar las marcas de ambos torneos, tener espacios exclusivos en los estadios y entradas a los juegos.

El valor del pacto con la FIFA es secreto: Santana indicó que el contrato prohíbe revelar su monto.

La industria brasileña enfrenta una serie de problemas que han perjudicado su competitividad internacional, entre ellos los elevados costos domésticos de producción (algo que los invitados también podrán conocer en vivo).

El proyecto de Apex busca que el contacto personal entre empresarios, en un clima informal ligado al fútbol, marque una diferencia a favor de productos o servicios brasileños frente a competidores globales.

En el proyecto coordinado por Apex participan 57 entidades de varios sectores de la economía brasileña: desde los agronegocios hasta las máquinas y equipos, pasando por la moda o los servicios.

Los invitados extranjeros fueron elegidos por su perfil. Además de potenciales compradores, llegarán inversores, autoridades extranjeras y formadores de opinión, con gastos pagos y entradas a algún partido.

Entre los partidos que formaron parte del programa está el inaugural de Brasil contra Japón, México contra Italia, la semifinal en Fortaleza y la final en el estadio Maracaná de Río.

Los participantes se dividirán por ramos de actividad y el día previo al juego que vayan a asistir tendrán una agenda de negocios con visitas a empresas, fábricas y establecimientos rurales, entre otros.

Buena parte de los visitantes son latinoamericanos (principalmente de México, Argentina y Colombia) interesados en sectores como maquinaria, textiles, calzados o piedras preciosas. Por ejemplo, asistirá un representante del grupo alemán de grandes almacenes Kaufhof, con el que productores brasileños de vino buscan ampliar negocios mostrándole sus viñedos.

La gremial brasileña de fabricantes de equipamientos médicos y odontológicos, Abimo, invitó a uno de los mayores importadores iraquíes de esos productos, el grupo Shams Al-Watan. Brasil vendió en 2012 unos US$ 500 mil en productos médico-hospitalarios al comprador iraquí y la expectativa es duplicar ese valor este año y triplicarlo en 2014. Cuando el iraquí recibió la invitación, "quedó feliz porque dice que ama al fútbol brasileño". Tiene camiseta del equipo auriverde.