HISTÓRICO
Con carta al alcalde, concejales insisten en cambiar las corridas
POR JUAN CARLOS VALENCIA GIL | Publicado el 08 de noviembre de 2012
Cuando parecía que el debate sobre las corridas de toros había quedado sellado con la Sentencia C-889 de 2012 de la Corte Constitucional, que aclaró que alcaldes y concejos no las pueden prohibir donde haya tradición histórica y cultural y se hagan de manera periódica o permanente, resultó que no.

Por la decisión, conocida el pasado 30 de octubre, el Concejo de Medellín canceló el primer debate que le pretendía dar al proyecto de acuerdo 043 de 2012, que busca eliminar el dolor, el sufrimiento y la muerte del toro en la plaza.

La iniciativa no murió. El concejal conservador Álvaro Múnera , uno de los autores, dijo que hoy enviarán una carta al alcalde, Aníbal Gaviria, en la que le piden que haga cumplir la Sentencia C-889 de 2012.

Argumentó que la determinación, publicada en el comunicado 43 de la Corte, dijo que "bien pueden las autoridades locales suspender o no autorizar la realización de un espectáculo taurino (...), cuando se esté ante el incumplimiento de las condiciones de arraigo social, localización, oportunidad y excepcionalidad definidas por la Sentencia C-666 de 2010".

De acuerdo con Múnera, una de las condiciones es que los animales "deben, en todo caso, recibir protección especial contra el sufrimiento y el dolor durante" la corrida.

En la carta que, según él, firmarían 19 de 21 concejales, le piden al alcalde que si esto no se cumple, suspenda el permiso para la próxima feria.

Luis Alfonso García, director de Asotauro, respondió que la interpretación de los concejales es "amañada", porque "los condicionamientos de la C-666 de 2010 son que las corridas sean en temporada, en algunos sitios, que no se destine dinero público para construir instalaciones exclusivas para estas actividades y que a futuro el legislador piense cómo va a moderar el castigo a los animales".

Agregó que la C-889 de 2012 solo dice que el alcalde debe darle trámite a la solicitud para las corridas, siempre y cuando sean en plazas permanentes y cumplan los requisitos mencionados.

Dijo que están tranquilos para hacer la feria con corridas tradicionales, y que si los concejales o el alcalde se empeñan en corridas incruentas, Asotauro los denunciará por extralimitación de funciones.