HISTÓRICO
Condenan a agente de tránsito que pedía dinero y whisky para no imponer multas
Efe | Publicado el 05 de abril de 2013

Un juez dictó una pena de cárcel de ocho años y 15 días contra un policía de tránsito que exigía dinero, whisky y hasta equipos de sonido a cambio de no inmovilizar vehículos y poner multas en una transitada salida de la ciudad de Bogotá, informó el pasado jueves la Fiscalía.

Un juzgado penal del circuito de Bogotá ordenó esta medida tras considerar probado que el agente de la Policía de Tránsito John Mauricio Suaza incurrió en el delito de "concusión en concurso homogéneo y sucesivo".
 
El fiscal del caso afirmó que el uniformado sancionó de manera continuada a la flota de una compañía entre los meses de octubre de 2011 y enero de 2012 y que inmovilizaba a los automóviles por infracciones como no llevar el martillo de emergencia.

El gerente de la firma, que no fue identificada, comenzó a hacer pagos mensuales al condenado para evitar las sanciones, y de acuerdo con la Fiscalía, Suaza le llegó a pedir a la víctima por teléfono "un equipo de sonido, al igual que whisky y otros elementos para poder celebrar la Navidad".

En la denuncia interpuesta por el empresario consta que el policía hacía los retenes delante del Puente Guadua, en un punto en el que inicia la autopista que une a Bogotá con la ciudad de Medellín, y en los sectores del Alto El Vino y de la troncal de El Rosal en esa misma vía.

Suaza fue sorprendido cuando recibía de su víctima cinco millones de pesos que le había exigido previamente y que motivaron la denuncia.

Por este hecho, el policía fue detenido y tras un preacuerdo recibió una rebaja de la cuarta parte de la pena.