HISTÓRICO
Conductor del tren accidentado en España quedó libre
  • Foto archivo
    Foto archivo
Efe | Publicado el 28 de julio de 2013

El conductor que conducía el tren accidentado en Santiago de Compostela en un siniestro en el que murieron 79 personas quedó este domingo en libertad con cargos, según decidió el juez instructor del caso.

Francisco José Garzón Amo compareció a lo largo del día ante un juez de Santiago (noroeste) casi al término de las 72 horas que dura legalmente la situación de detenido en manos de la Policía, ante la que en ese período se había negado a declarar.

Este domingo, ante el juez Luis Aláez, el maquinista de 52 años admitió haber cometido una imprudencia a los mandos del tren, según fuentes judiciales.

El magistrado dictó para el maquinista, además de la libertad con cargos, unas medidas cautelares, como la retirada de su pasaporte y la obligación de comparecer con una periodicidad semanal ante el juez.

Antes de esa declaración en los juzgados, el magistrado entregó a las partes personadas en el caso una copia del atestado policial sobre el siniestro, ocurrido en Angrois a pocos kilómetros de la estación de Santiago, cuando el tren que hacía el servicio Madrid-Ferrol descarriló en una curva.

Las partes tuvieron oportunidad de consultar el informe policial antes de que empezara la declaración del maquinista ante el juez.

Garzón fue trasladado desde la comisaría local en un vehículo policial, con otro de escolta y en su interior viajaba esposado y con gafas oscuras.

A su llegada a los juzgados le esperaba un fuerte cordón de agentes y una nube de periodistas y cámaras, en una muestra del fuerte interés informativo que el caso suscita en España.

Se trata del accidente ferroviario más grave ocurrido en España en las últimas cuatro décadas.  El balance provisional de muertos se incrementó este domingo en uno, hasta 79, después de que una pasajera estadounidense del tren accidentado falleciera en un hospital de Santiago como resultado de sus heridas.

En el siniestro fallecieron ciudadanos de España, Colombia, México, Brasil, República Dominicana, Italia, Francia, Argelia y Estados Unidos.

Las autoridades locales ultimaban este domingo los preparativos para el funeral por las 79 víctimas del siniestro, que tendrá lugar mañana a partir de las 17,00 GMT en la Catedral de Santiago, el destino de los peregrinos que hacen el camino jacobeo.

A la ceremonia, que será oficiada por el arzobispo de Santiago, asistirán el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y diferentes autoridades políticas, así como los Príncipes de Asturias y la infanta Elena, primogénita del rey Juan Carlos.

Cuando acabe la ceremonia religiosa, las autoridades tendrán un encuentro con los familiares de las víctimas presentes en la catedral compostelana, para confortarles.

Se trata de un funeral oficial y no un funeral de Estado, pues este último se celebra únicamente en memoria de exjefes de Estado o de Gobierno, personalidades de relevancia histórica o, en algunos casos, de víctimas de atentados terroristas.