HISTÓRICO
Congreso aprobó más de la mitad de la reforma tributaria
  • Congreso aprobó más de la mitad de la reforma tributaria
Por Juan Fernando Rojas T. | Publicado el 18 de diciembre de 2012

Después de una intensa jornada de debates, la plenaria de la Cámara de Representantes aprobó, la noche del lunes, 120 artículos de los 192 que componen la ponencia para modificar el Estatuto Tributario.
 
La corporación dejó para discutir, a partir de las 9:00 a.m. de este martes, los temas que más controversia han generado, como los relacionados con la parafiscalidad, nuevas tres tarifas del IVA y el llamado Impuesto Mínimo Alternativo Nacional (Imán) que propone el Gobierno para “facilitar” el pago de renta a personas naturales con ingresos superiores a 3,7 millones de pesos.
 
La Cámara de Representantes se tomó buena parte del lunes en votar impedimentos presentados por los parlamentarios. Después salieron derrotadas dos proposiciones para archivar la reforma y aplazar su estudio hasta marzo del próximo año, con votaciones de 104 a 14 y 88 a 18.
 
Solo hacia las 7:00 p.m. comenzó la exposición de la ponencia a cargo del representante Ángel Custodio Cabrera y se votaron los primeros 97 artículos sugeridos por el Gobierno que no tienen proposiciones de los parlamentarios, muchos de ellos referidos a normas antievasión, antielusión y procedimientos tributarios.
 
Así las cosas, en medio de fuertes discusiones, los mismos representantes a la Cámara reconocen que la aprobación va a paso lento.
 
“Los temas neurálgicos siguen siendo los referidos a la financiación del Sena y del Bienestar Familiar, así como el IVA. Necesitamos mayor claridad del Gobierno en estos asuntos. Estamos trabajando muy fuerte para estudiar al detalle los puntos en cuestión”, comentó anoche a este diario el representante conservador Carlos Alberto Zuluaga Díaz.
 
En el Senado, la tributaria rinde más
La plenaria del Senado ya evacuó más del 70 por ciento del proyecto de ley. Después de cinco días de debate, van 139 artículos aprobados, 105 de ellos votados en bloque, el viernes pasado.
 
Este lunes se dio luz verde al nuevo impuesto al consumo del 8 por ciento para los restaurantes, IVA del 5 por ciento para la medicina prepagada, exención de ese impuesto a los servicios de internet en estratos 1, 2 y 3, y que las madres comunitarias se les otorgue un salario mínimo a partir de 2013.
 
Mientras avanzaba la discusión, también trascendió que con los cambios introducidos a la reforma, se dejarían de recaudar cerca de dos billones de pesos anuales, según cálculos preliminares del Ministerio de Hacienda.
 
El senador de oposición Jorge Enrique Robledo Castillo considera que esta reforma no está tocando los privilegios fiscales que ya tienen las grandes empresas y “ahora el Gobierno quiere rebajarles el impuesto de renta”.
 
“Esta es una reforma tributaria neutra: no busca ni ganar ni perder recaudo, no necesitamos más recaudo, pero tampoco podemos darnos el lujo de sacrificar recaudo”, precisó el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría.
 
 
Se aprobó impuesto que sustituye parafiscales
 
Al final de la sesión, hacia las 10:00 p.m. de este lunes, comenzó a discutirse una de las columnas vertebrales de la reforma presentada por el Gobierno: los nuevos impuestos a las utilidades de las empresas.
 
El Gobierno plantea un nuevo gravamen llamado Contribución Empresarial para la Equidad (Cree), y que en su propuesta inicial tenía una tarifa de 8 por ciento del impuesto de renta, que hoy es del 33 por ciento.
 
Este impuesto tiene destinación específica para financiar el Sena y Bienestar Familiar. Sustituye los impuestos a la nómina que hoy pagan los empleadores dentro de los aportes parafiscales y sería gradual, acorde a lo intensivo que sea el uso de mano de obra.
 
El Cree ha tenido diversas proposiciones de modificación por parte de los senadores. Mientras el Gobierno ha insistido que están asegurados los recursos para financiar ambas entidades, varios parlamentarios formularon sus dudas y la contralora General, Sandra Morelli, dice que “la reforma tributaria se queda corta para la supervivencia del Icbf y el Sena”.
 
Al final, la bancada del Gobierno se impuso y aprobó un impuesto de renta del 25 por ciento para las empresas, pero la tarifa del Cree subió a 9 por ciento.
 
Ahora a los 4,4 puntos para salud, otros 1,4 por ciento para el Sena, y 2,2 para Bienestar Familiar, le sumaron un punto porcentual para financiar el incremento de cobertura universitaria. Este última modificación fue impulsada por la bancada liberal y el senador Eugenio Prieto Soto.
 
Pero el senador uribista Mauricio Lizcano protestó la aprobación del incremento del Cree a 9 por ciento, pues considera que “eso no es progresivo, afecta a las empresas y es como cobrar un impuesto de renta de 34 por ciento, mayor que el actual”.
 
Asimismo, se aprobó asegurar el crecimiento sostenido a las partidas presupuestales que se destinen al Sena y Bienestar Familiar.
 
En las cuentas del Gobierno está que este martes se concluya la votación en ambas corporaciones y se proceda a la respectiva conciliación de lo aprobado. Así tendría, luz verde el miércoles en la noche, a más tardar. Pero todo depende de cómo avance la discusión, de ahí que el Gobierno y el Congreso ya analizan extender hasta el viernes las sesiones extras. La decisión solo se sabrá el miércoles.