HISTÓRICO
CPI juzgará a Colombia si hay cero justicia: Ciurlizza
  • CPI juzgará a Colombia si hay cero justicia: Ciurlizza | Ciurlizza dijo que el narcotráfico sigue pesando en algunas estructuras de las Farc pese a la línea de mando. FOTO MARIO VALENCIA
    CPI juzgará a Colombia si hay cero justicia: Ciurlizza | Ciurlizza dijo que el narcotráfico sigue pesando en algunas estructuras de las Farc pese a la línea de mando. FOTO MARIO VALENCIA
Por DANIEL RIVERA MARÍN | Publicado el 11 de septiembre de 2013

Javier Ciurlizza, director para América Latina y el Caribe de la organización Crisis Group, experto en justicia transicional, habló con El Colombiano sobre el proceso de paz y el mecanismo que permitirá incorporar a los guerrilleros a la vida civil.

Crisis Group hizo un informe sobre el Marco Jurídico para la Paz, ¿qué concluyen?
"Es una hoja de ruta muy general que precisa la posibilidad de la selección y priorización para los denominados casos más graves, de los denominados máximos responsables, y habla de formas alternativas para las sentencias. Pero es poco lo que puede extraer del texto sobre si es constituyente, o un marco para la impunidad, o si es un marco absolutamente indispensable para las negociaciones de paz. Creo que hay que esperar las leyes estatutarias que lo reglamenten. Allí, por lo menos, hay tres temas claves, el primero es la comisión de la verdad; el segundo es cuáles son los casos que se van a priorizar; y el tercero es cuál va a ser el tratamiento diferenciado entre las guerrillas y los agentes del Estado. Son tres preguntas que el marco no contesta.

Hay que recordar que la Corte acaba de decir en su sentencia que, aun cuando el marco sea constitucional, para que su aplicación no implique impunidad, hay que cumplir ciertos parámetros muy estrictos. Creo que el modelo de justicia transicional está por construirse, es muy poco lo que se puede decir".

¿Entonces las discusiones que han dado entre el Gobierno y sus contradictores son inútiles?
"No creo. Hay una discusión política y ética muy importante que Colombia tiene que dar antes de enfrentar la discusión legal. Hay que preguntarse cuál es el precio que hay que pagar para alcanzar la paz; o cuál es el precio que las partes están dispuestas a pagar para alcanzar justicia. De lo que se trata es de buscar un balance donde la justicia no pueda ser un obstáculo para la paz; una justicia real construye una paz más sólida. Ese acuerdo va a estar sometido a las cortes colombianas, al Congreso y al control de la opinión pública a través del refrendo. Es una discusión filosóficamente oportuna pero legalmente prematura porque no sabemos aún los mecanismos que se van a implementar".

Pero sabemos que las Farc no se ven pagando cárcel...
"Lo que nosotros entendemos es que cualquier decisión que se tome después del acuerdo debe partir por el reconocimiento de las graves responsabilidades que tienen las partes, todas, en contra de los derechos humanos. En ese reconocimiento está todo lo demás: comisión de la verdad, penas alternativas, juicios especiales, reducción de sentencias, lo que será mucho más difícil de sostener, no solo legalmente sino políticamente. Creo que la inmensa mayoría de la población ve con profundo escepticismo que la impunidad sea la solución, pero al mismo tiempo la paz necesita algún punto de flexibilidad. Las partes tienen que hacer sacrificios. Los acuerdos de paz no pueden satisfacer las necesidades de las partes, no hay grupo armado en el mundo que haya empezado una negociación pidiendo perdón y aceptando la cárcel".

Y el Estatuto de Roma...
"Se establece para los estados, sino cumplen con el deber de investigar y sancionar graves crímenes, la Corte Penal Internacional los intervenga. Pero hay que situar el Estatuto de Roma en su real dimensión: no es un tratado de derechos humanos, regula la competencia de la CPI. Los estados todavía tienen cierta flexibilidad para poder reducir penas o tomar penas alternativas, ser creativos para estar entre verdad, justicia y reparación. A veces se asume a la CPI como un fantasma que caerá inevitablemente sobre los cuellos colombianos si no se cumple la tarea. Si Colombia desarrolla procesos de esclarecimiento de la verdad, algunos procedimientos judiciales sólidos, si demuestra que está reparando a las víctimas, la CPI no va a tener qué decir, porque la CPI juzga sobre absolutos".