HISTÓRICO
Crece indignación por el abuso a mujer en Chinchiná
  • Crece indignación por el abuso a mujer en Chinchiná | De acuerdo con el ICBF, dos de los cinco jóvenes tienen su protección por amenazas. FOTO REUTERS
    Crece indignación por el abuso a mujer en Chinchiná | De acuerdo con el ICBF, dos de los cinco jóvenes tienen su protección por amenazas. FOTO REUTERS
POR MARÍA VICTORIA CORREA | Publicado el 10 de enero de 2014

Lo que empezó como un video viral en Facebook, en el que se ve una posible violación de una mujer en Chinchiná, Caldas, se trasladó ayer al debate penal, ético y moral sobre los implicados en la escena y la responsabilidad de educar y de informar en este tipo de hechos.

En el video se ve a un grupo de jóvenes que, aparentemente, abusan de una joven que parece dormida. Durante la escena, los jovencitos se jactan de su virilidad y utilizan un lenguaje vulgar. El caso se conoció porque, al parecer, una de las personas involucradas, en el presunto delito, lo publicó en Facebook.

Autoridades civiles y policiales, analistas y congresistas exigen revisar el tema: mientras que por un lado aparece la defensa de los menores al insistir en proteger su identidad, por el otro, la contundente defensa de la mujer y la importancia de que denuncie. También cuestionan los valores que se están inculcando en las familias y esperan que del escándalo surja una política de prevención.

Protección de implicados
La general Mireya Cordón, comandante de la Región Tres de la Policía, sostuvo que hasta ayer no había ninguna denuncia por el caso y que las autoridades siguen en la búsqueda de la mujer que aparece en el video, para tratar de esclarecer los hechos.

Sin embargo, el debate se agudizó al conocerse que el Instituto de Bienestar Familiar, ICBF, ofreció protección a los menores que aparecen en el video como los responsables del abuso. ¿Por qué?

La respuesta la da Luis Eduardo Céspedes, director del ICBF en Caldas, quien explicó que es una medida de protección voluntaria que se les ofreció al conocerse de amenazas contra su vida.

"Dos de ellos aceptaron la protección y el tercero, la madre de familia consideró que no era necesario. Nosotros ofrecimos esta protección porque sus derechos están amenazados y tenemos que actuar preventivamente para que no se presente una agresión".

Según el Instituto, se trata de cinco jóvenes, de los cuales 3 son menores de edad de 15, 16 y 17 años. Hasta ayer, las autoridades no tenían reportes de la mujer implicada. "No sabemos nada de ella, lo único es que los jóvenes manifestaron que era mayor de edad. Tampoco se sabe a ciencia cierta si ellos le pagaron para llevarla al sitio, si era una prostituta o no, si se quedó dormida o qué fue lo que pasó o si fue víctima de alguna sustancia que les suministraron", explicó el funcionario.

Destacó que los jóvenes han dicho que para ellos esto no fue más que una "locura".

El delito y el rechazo
Para Céspedes, el responsable de la publicación del video podría incurrir en una posible violación a los derechos de la intimidad no solo de la joven sino de los menores que participaron en el hecho.

"Desde el punto de vista jurídico, teniendo en cuenta que son mayores de 14 años, ya son sujetos de sanciones penales porque dentro del Código de Infancia y Adolescencia existe lo que se llama el Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes. Esto significa que pueden ser judicializados común y corriente por los jueces de Infancia y Adolescencia. Si el hecho lo amerita se le impone medida privativa de la libertad y pueden ir hasta seis años a un centro de atención especializada, la única diferencia es que no van a la cárcel".

La Fiscalía explicó que se evalúa la presunta responsabilidad en delitos como violación a la libertad sexual, afectación al buen nombre, pudor y dignidad y acceso carnal violento en persona en estado de indefensión.

En el otro extremo aparece la congresista Angela Robledo, quien categóricamente insistió en que los derechos de las mujeres no pueden seguir siendo vulnerados. "La Mesa de Género reportó, por ejemplo, que cada seis días una mujer es asesinada por su pareja y cada 15 segundos es víctima de algún tipo de violencia. Esto es una pandemia".

Frente a la no denuncia de la implicada, Robledo salió en su defensa y señaló que las mujeres no denuncian porque no les creen. "No nos podemos seguir escandalizando con casos como estos, que aunque tienen que despertar indignación, hay que ir más allá y preguntarnos cuál es la tarea preventiva que se está haciendo".

Por último, para el doctor en Sociología Fabián Sanabria con este tipo de hechos lo que se evidencia es que el morbo le interesa a la sociedad. "Este es un escándalo casi que mediático. Me entristece es que mucha gente se puede jactar de estas cosas, porque uno de los problemas colombianos es que no hemos aprendido a cambiar culpa por vergüenza".