HISTÓRICO
¿CUÁNDO SERÁ EL ATENTADO TERRORISTA EN FRANCIA?
  • ¿CUÁNDO SERÁ EL ATENTADO TERRORISTA EN FRANCIA? |
    ¿CUÁNDO SERÁ EL ATENTADO TERRORISTA EN FRANCIA? |
Por JUAN DAVID ESCOBAR VALENCIA | Publicado el 03 de febrero de 2013

"Francia pretende ser un país laico, mientras que su corazón está lleno de odio hacia los musulmanes" … "Francia pagará el precio por todos estos crímenes con la voluntad de Dios". Ayman Al-Zawahiri, supuesto sucesor y líder de Al Qaeda. 2009.

"Francia debe entrar en razón y retirarse de Malí inmediatamente, de lo contrario las consecuencias serán desastrosas". Muhammad Al-Zawahiri, hermano menor de Ayman Al-Zawahiri. Enero de 2013.

"Debes detener tus diabólicas acciones en contra de nosotros y controlar tu estupidez, sino cavarás la tumba de tus hijos con sus propias manos y los enviarás al infierno". Abdallah Al-Shinqit, portavoz de una de las facciones de Al Qaeda en el Magreb islámico, refiriéndose a Francia y su intervención en Malí. Enero de 2013

Si las innumerables amenazas de Al Qaeda y de los grupos fundamentalistas islamistas se hubiesen materializado, Occidente sería un gran desierto poblado mayoritariamente por camellos. Suponer que sus amenazas son reales y van a cumplirse es sobrestimar sus condiciones y alcances, y al mismo tiempo subestimar las capacidades de inteligencia y neutralización de los aparatos de seguridad de varios países occidentales.

Sin embargo, es válido preguntarse: ¿por qué tendría que estar exenta Francia de un ataque terrorista como sí lo ha sufrido EE. UU., Inglaterra y España? ¿Hay alguna vacuna francesa contra el terrorismo islamista?

Algunos podrían decir que el apoyo francés a las campañas estadounidenses en contra de los islamistas radicales ha sido tan reducido, y ahora casi nulo luego del anuncio de Hollande el año anterior del retiro de sus tropas en Afganistán, que Francia no clasifica en la lista de venganzas pendientes de Al Qaeda. Otros pueden argumentar que la numerosa población musulmana que vive en Francia, la más numerosa de Europa, cerca de 4 millones, que vive mayoritariamente concentrada en barrios pobres de algunas ciudades francesas, es el impedimento para ataques terroristas a Francia, pues las represalias del estado francés, incluso de algunos franceses y movimientos políticos, harían mucho más difíciles las condiciones de vida de esa población, que ya de por sí sufre de altos niveles de desempleo, bajos niveles de educación y una velada pero aun así evidente discriminación.

Pero todas estas hipótesis resultarían ciertas suponiendo que estos grupos fundamentalistas guían su comportamiento y accionar por un razonamiento lógico, incluso occidental, lo que no es cierto necesariamente. El peor peligro en una confrontación es pensar que tu enemigo piensa y se comporta como uno.

Aunque Al Qaeda haya tenido un revés inocultable con la muerte de su cabecilla Bin Laden, suponer que este movimiento ha muerto y es inofensivo, es tan peligroso como ignorante.

Primero, porque su estructura de red y su sistema de franquicias, paradójicamente bastante occidental y liberal al privilegiar la "iniciativa privada", permite que grupos relativamente pequeños, e incluso individuos conocidos como "lobos solitarios", pudieran cometer atentados de envergadura, sin una estela logística tan grande que ocasione su detección previa.

La decisión francesa de intervenir en Malí pone a Francia en la lista de estos grupos, en caso de no haber estado antes, de los países que deben ser golpeados por medio de acciones contra sus intereses e instituciones, sus militares y civiles en el territorio nacional y en el extranjero.