HISTÓRICO
Cúcuta perdió en casa 2-1 con Itagüí
  • Foto Colprensa
    Foto Colprensa
Colprensa | Publicado el 27 de julio de 2013

Como en el semestre pasado, el equipo rojinegro empezó a ceder puntos importantes en el General Santander. Los hinchas locales sufrieron todo el partido y al final le pidieron más actitud al equipo, que por momentos lució confundido.

En los primeros minutos del partido, Cúcuta trató de acomodarse en el campo de juego y tocó la pelota en la mitad de la cancha con Javier Araujo y Rubén Bustos. A los seis minutos, el local llegó por primera vez al arco defendido por Luis Estacio, que hace una semana era arquero del equipo rojinegro.

Los dueños de casa fueron en busca del gol y en uno de esos intentos perdieron la pelota. Luego de un descuido defensivo, Diego Cabrera recibió en el área, giró y definió al palo izquierdo de José Escobar, que tuvo que sacar el balón del fondo del arco.

Después del gol, los dirigidos por Álvaro Aponte se vieron desconcentrados y con pocas ideas en el medio campo. A los 22', Milton Rodríguez pudo lograr el empate, pero Estacio desvió su remate de tiro libre a un costado.

Cuando Cúcuta buscaba la paridad, la defensa quedó mal parada y Víctor Cortés recibió el balón en el área y con un tiro rastrero puso el 2-0 para la visita.

A partir de ahí, los nervios y la desesperación se apoderaron del cuadro fronterizo, que lució enredado y generó pocas llegadas de gol. Faltando diez minutos para el final, Milton Rodríguez estuvo a punto de descontar, pero su cabezazo fue sacado en la línea de gol por el guardameta visitante.

La primera parte terminó y los jugadores se fueron chiflados al camerino.

Para la segunda mitad, Aponte ingresó al delantero Jeyson Quiñonez y sacó a Javier Araujo. El equipo cambió y salió en busca del gol.

Luego de varias aproximaciones al arco rival, en el minuto 58 Mauricio Duarte fue derribado en el área y el juez central del partido cantó tiro penal.  Milton Rodríguez tomó la pelota y con un fuerte disparo logró el descuento para el once motilón.

El estadio se levantó a apoyar, con cantos de ‘si se ´puede’ y los jugadores salieron en busca del empate. Aponte sacó un volante de marca, Javier Flórez, e ingresó a James Castro para tener la posesión del balón.

Cúcuta buscó, con más ganas que fútbol, el empate. Soria, Quiñonez y Rodríguez se aproximaron al área rival, pero no pudieron definir. Hubo dos jugadas que el cuerpo técnico local pidió como penal, por supuestas manos dentro del área, pero el juez central interpretó que fueron involuntarias y no pitó tiro penal.

La impaciencia se apoderó del cuadro nortesantandereano, que terminó jugando con tres delanteros, y los minutos corrieron sin que el marcador cambiara.

Al final Itagüí se llevó los tres puntos y Cúcuta perdió el primer juego del campeonato en casa. A diferencia del semestre pasado, cuando el plantel dirigido por Guillermo Sanguinetti empezó sumando, este torneo el arranque no fue el mejor y el sufrimiento empezó desde la primera fecha.