HISTÓRICO
De Blasio convenció a Nueva York
  • Reuters
    Reuters
Por DANIEL ARMIROLA R. | Publicado el 05 de noviembre de 2013

Es extraño que un republicano, Michael Bloomberg, haya gobernado tanto tiempo Nueva York (12 años), una ciudad profundamente demócrata. Pero se mantuvo por ser un tipo especial de republicano. Así lo cree Mark Weisbrot, director del Centro para la Investigación Económica y Política de Washington.

Al cierre de esta edición, el conteo de votos para Alcalde de Nueva York deja al demócrata Bill de Blasio como nuevo mandatario. El nacido en Manhattan se encargó de dar fin a 12 años de mandato de Bloomberg, y llevar a su partido de vuelta a la cima del poder en la "Gran Manzana" desde 1989. ¿Cómo lo logró?

En la capital del mundo, ahora se exige más que ser sólo un político especial: "Bloomberg tenía políticas ambientales, era amigo del uso de las bicicletas. Hizo campañas contra el cigarrillo y la comida chatarra. Pero más allá de eso, los neoyorquinos se dieron cuenta de que en los asuntos más relevantes tenía muchas falencias. Por eso eligieron la renovación", dijo Weisbrot a este diario. ¿Quién encarna esta renovación?

Sus tres identidades
Nacido como Warren Wilhelm Jr. (1961), en el seno de una familia acomodada, creció en la prestigiosa localidad de Cambridge, Massachusetts. Su padre, alcohólico y veterano de la Segunda Guerra Mundial, lo abandonó muy temprano, con 8 años. Por eso fue criado por sus parientes maternos.

Tras cuatro años de la muerte de su padre (1979), quien se suicidó al conocer que no podría recuperarse de un cáncer de pulmón, se cambió el nombre en el 83 a Warren de Blasio-Willhem. "Comencé poniendo ese nombre en mi diploma, y lo legalicé cuando terminé mi carrera en NYU. Poco a poco fui encontrando mi verdadera identidad", decía de Blasio en entrevista con el reconocido periodista radial Allan Wolper de la emisora WBGO.

Pero aquí no acabaría todo. El tercero se utiliza desde la década de los 90, cuando empezó a ser conocido en las listas políticas como Bill de Blasio. Este explicó en la misma entrevista su definitiva identidad, contando que siempre tuvo el apodo en su familia materna de "Bill" o "Billy". Por eso escogió ese nombre, pero no fue sino hasta 2002 cuando tuvo que legalizarlo, en el marco de las elecciones al Concejo de Nueva York. Figuraban en distintos lugares sus tres nombres, por lo que tuvo que arreglar esta situación.

Ideas de un demócrata
¿Cómo llegó de Blasio a ser el alcalde de la ciudad más importante del mundo? Comenzó trabajando en política bajo la batuta del alcalde David Dinkins (90-93), en el área de servicios públicos. Tras esto se movió al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los E.U. En el 2000, estuvo a cargo de la campaña de Hillary Clinton para el Senado. Fue electo en 2002 para el Concejo de Nueva York, donde pasaría 8 años. Ya en 2010 fue elegido como Defensor Público, cargo que le permitió aspirar al máximo puesto de la ciudad.

La clave para que haya triunfado es que propuso solucionar todas las falencias del mandato de Bloomberg en temas como la brutalidad policial, el desempleo, y la mala educación pública.

"De Blasio fomentó una campaña a favor de la clase media y baja, a pesar de que no siempre sus políticas económicas benefician a este colectivo, en especial en lo que se refiere a impuestos". "Ganó las elecciones al liderar una campaña que aprovecha todos los defectos y las injusticias del mandato de Bloomberg. Los neoyorquinos estaban cansados. Y podrá gobernar, porque la mayoría de ellos son demócratas y tiene una base de apoyo sólida", concluyó.