HISTÓRICO
DE BUENA FUENTE
Por LUIS FERNANDO OSPINA VANEGAS | Publicado el 26 de enero de 2013
¿Y ahora, quién podrá defendernos?
Pese a que el Concejo de Medellín estará en receso hasta marzo, los corporados tienen ahora más trabajo que durante sus labores legislativas. Todo por cuenta del “batacazo” de la actualización predial de la ciudad. Ese será uno de los primeros debates que deberá enfrentar la administración de Aníbal Gaviria, junto a la situación de deterioro en la seguridad del Centro de la ciudad. El tema es que no hay sitio donde no se esté hablando del golpe impositivo que trajo el Predial. El médico Winston Tobón, por ejemplo, no aguantó la angustia y se atrevió a interrumpir una reunión familiar de un concejal para pedirle que hiciera algo, pues el incremento, en su caso, fue del ciento por ciento. La gente está buscando hasta al Chapulín Colorado para que los defienda.

Con saco, pero sin corbata
La visita del presidente Juan Manuel Santos, esta semana, a Medellín, volvió a servir de termómetro de popularidad del mandatario en estas tierras. En el auditorio de Plaza Mayor, atestado de empresarios y dirigentes gremiales por Colombiatex, el “aplausómetro” siguió pegado de la aguja. Santos procuró ser cálido con la gente, se echó varios chistes durante su discurso, pero no logró levantar el ánimo de muchos empresarios. Había cierto malestar por su retraso al evento e incomodidad entre varios de ellos por la forma en que miembros de la avanzada del Presidente y del Protocolo de la Casa Militar les pidieron a varios dirigentes que se “quitaran la corbata”, porque Santos llegaría sin ella. Algunos aceptaron la petición, pero dos de ellos, no. ¿Quiénes serían?

La “Savia” visión del Grupo Argos
El Grupo Argos, dedicado de lleno al negocio del cemento y del concreto, está “fabricando” la más completa investigación sobre la botánica colombiana, una especie de expedición moderna al mejor estilo, ya no de José Celestino Mutis, sino de Álvaro Cogollo, director científico del Jardín Botánico de Medellín. El proyecto, que tendrá cinco tomos, uno por región, se llamará Savia, y el periodista encargado de los textos es Héctor Rincón. El primero de ellos ya vio la luz y es sobre la Botánica del Caribe, cuyo lanzamiento se realizó en Barranquilla en diciembre pasado. La carátula es de novela: el árbol de Macondo. El segundo, previsto para 2013, será sobre Amazonas, y en 2014, la Región Andina, con Antioquia como gran protagonista. De lujo.

El aviso de Coltejer busca sus luces
Así como los “gringos” se ufanan del aviso de Hollywood enclavado en las montañas de California, los paisas hemos sacado pecho con el de Coltejer que está ubicado en las laderas del barrio Caicedo. Esa tradición ha estado desdibujándose poco a poco, pues el letrero de la textilera se quedó sin luces hace varios años y no se ve de noche. El empresario mexicano Rafael Kalach, director de Kaltex, principal accionista de Coltejer, está empeñado en recuperar las luces del aviso y así lo hizo saber esta semana durante su visita a Colombiatex. Kalach quería que esa “luminosa reinauguración” se diera el año pasado, en la celebración de los 105 años de la compañía, pero no lo logró. Este 2013 será la vencida, siempre y cuando la Alcaldía ayude.

El “Cinturón Verde” de Aníbal
Uno de los grandes proyectos ambientales de la administración de Aníbal Gaviria es el llamado Cinturón Verde, que busca “cerrar” al Valle de Aburrá con un anillo natural que impida la destrucción de las laderas de la región. Lo que acabamos de descubrir, en un hermoso libro sobre “Antonio Mesa Jaramillo, obra periodística”, es que el proyecto del Cinturón Verde data de 1948, cuando tres arquitectos, dos de ellos extranjeros, J. L. Sert, P. L. Wiener; y el antioqueño Nel Rodríguez, lo presentaron dentro del Proyecto Piloto con el que se regía el desarrollo urbano de la ciudad. Desde la década del 40, Medellín ya estaba sufriendo los rigores del asentamiento en las montañas y el daño a la naturaleza. Y estos tres visionarios ya hablaban del Cinturón Verde.