HISTÓRICO
Debate por efectos del nuevo predial
  • Debate por efectos del nuevo predial | La justificación fundamental de la Secretaría de Hacienda para la actualización catastral, es la necesidad de recursos para sostener la inversión social. FOTO HENRY AGUDELO
    Debate por efectos del nuevo predial | La justificación fundamental de la Secretaría de Hacienda para la actualización catastral, es la necesidad de recursos para sostener la inversión social. FOTO HENRY AGUDELO
POR LEÓN J. SALDARRIAGA L. Y JUAN GUILLERMO DUQUE | Publicado el 25 de enero de 2013

Desencanto generó en los sectores comercial y residencial la actualización catastral en Medellín, que representa un incremento del impuesto predial. Críticas severas de Fenalco por el efecto negativo que puede tener en el frente inmobiliario, pero moderadas desde la Lonja hasta no ver el impacto completo.

Los primeros análisis de empresarios de la construcción apuntan a que los incrementos del predial del 20% en promedio podrían encarecer la ciudad y afectar la competitividad.

El presidente de la Lonja de Propiedad Raíz, Federico Estrada García, contextualizó que el impuesto predial tiene dos componentes: la tarifa y la base gravable, que en este caso es el valor catastral.

Y en el Estatuto Tributario aprobado por el Concejo, la tarifa sufrió una "ligera disminución" que era consistente para poner los valores catastrales al 60 por ciento (del valor comercial), como lo definió el Plan Nacional de Desarrollo.

Hasta ahí -dijo- recogía la solicitud de la Lonja que considera que Medellín tenía las tarifas más altas de Colombia, pero admitió que el impacto sólo se conocerá cuando entre toda la actualización.

Como no hace más de dos días empezaron a llegar las cuentas del predial, afirmó, que mal haría en decir si está alto para todos, pero prepara una muestra estadística con los valores comercial y catastral que fueron asignados "para ver qué tan consistente o no fue ese 60 por ciento", que fue la promesa del Municipio para las nuevas tarifas.

Sin atreverse a hacer un juicio, afirmó que sí pudo ser un ajuste alto, aunque valoró que el Municipio debe tener un buen presupuesto de inversión.

Respecto de la meta que se trazó en el Plan de Desarrollo de un recaudo superior en un 20 por ciento, "sí se me hace elevado". Medellín -insistió- "puede decir que tiene un recaudo bueno del Predial y una meta tan alta hace que sean unos incrementos elevados".

No aguanta tarifas imposibles
Su colega y expresidente de la Lonja de Medellín, Jorge Mario Ángel, fue más vehemente y aseveró que Medellín no es la ciudad con mayores atrasos frente al valor real de la propiedad, y lo hecho deriva en varios riesgos.

Cuando los rangos son tan amplios para que el valor del avalúo se acerque cada vez más al comercial -dijo-, es evidente que el alza genera un impacto muy negativo en los costos de la propiedad, de manera particular en la vivienda.

"Las propiedades destinadas a vivienda, que no generan renta, no pueden infinitamente estar creciendo en tarifas impositivas", advirtió, al comentar que lo ideal desde el punto de vista del Municipio es que haya un valor adecuado de la propiedad y una tarifa moderada desde el punto de vista de la tributación.

Pero por las primeras reacciones de allegados, expresó que en algunos casos se tiene que pagar el doble de lo que venía en las cuentas anteriores, cuando la ley establece que se revalúe el catastro, pero que no puede cobrar más del 100 por ciento del que regía.

"Si se generaliza una situación en ese orden, en ciertas zonas, será complicado", recalcó, y aludió a quejas recibidas ayer como la de una propiedad con 25 años de construida que estaba en 70 millones de pesos y quedó avaluada en 211 millones. Y puso otro ejemplo de un apartamento que pasó de 220 millones a 560 millones.

Ángel sostuvo que es lógico que el avalúo catastral tienda a parecerse al comercial, pero que el día que se llegue hasta el máximo nivel, tendría que bajar de manera significativa la tasa, pues no es fácil para una familia que pagaba 500.000 pasar a 1 millón de pesos.

Más categórico, el director Ejecutivo de Fenalco Antioquia, Sergio Ignacio Soto, planteó que el incremento promedio en el predial del 20 al 25 por ciento, es injusto y salido de la realidad del contexto socioeconómico de los medellinenses, tras un año que presentó un descenso de la industria y el comercio.

Hizo una alegoría de que Hacienda tomó muy a pecho un reto positivo de hacer de Medellín la ciudad más innovadora del mundo, compitiendo con Nueva York, pero que parece que lo extendió al valor de la propiedad y de los impuestos que se pagan allí, la metrópoli del más alto valor de la propiedad.

Al líder gremial le parece que se desestimulará la inversión en proyectos inmobiliarios, en construcción residencial y comercial, que es el gran dinamizador de la economía. "Hay que ver la foto de la gran recesión en E.U. Si necesitamos generar más empleo no podemos lesionar a los propietarios", dijo, y vislumbró que se viene un "pataleo duro" que va a generar un gran desencanto.

Todos coincidieron que el Municipio tendrá que estar receptivo y dispuesto a corregir.