HISTÓRICO
DENUNCIAN INTENTOS DE “VACUNAS” EN URBANIZACIONES
EL COLOMBIANO | Publicado el 28 de noviembre de 2012
La extorsión de los delincuentes a la ciudadanía parece no tener límites, pero no por eso hay que aceptarla, sino por el contrario, rechazarla y denunciarla ante las autoridades.

En algunas porterías de unidades residenciales de Belén se habrían recibido cobros extorsivos bajo la amenaza de atentar contra la vida de los residentes. Las autoridades no tienen todavía denuncias concretas sobre este particular y por eso conviene precisarlas y visibilizarlas para su investigación. Al mismo tiempo, con denuncias o no, la Policía está llamada a adelantar labores de inteligencia para contrarrestar este flagelo.

La impunidad o la falta de denuncia puede dar pie a que este mal, azote de comerciantes y transportadores, se extienda o prolifere en todos los sectores.