HISTÓRICO
Detectada la primera empresa contaminante del río
  • FOTO CORTESÍA VÍCTOR BAZALAR
    FOTO CORTESÍA VÍCTOR BAZALAR
Por Gustavo Ospina | Publicado el 15 de agosto de 2013

Aunque no reveló el nombre, la corporación ambiental Corantioquia informó que ya identificó a una de las empresas que está realizando vertimientos de color a las aguas del Río Medellín y la primera medida que tomó fue ordenar la suspensión del vertimiento a dicha empresa.

"Corantioquia dispuso de un amplio equipo de técnicos para realizar visitas y recorridos a la zona rural del municipio de La Estrella, área que, según nuestro ejercicio de autoridad ambiental, podría ser epicentro de los vertimientos", señaló la entidad en un comunicado.

Según análisis de sus técnicos, se descubrió un vertimiento continuo de color proveniente de un proceso de tintorería. Con muestreos puntuales en la entrada y salida de un sistema primario de tratamiento de aguas residuales, se estableció la empresa responsable, ubicada en el sector rural de La Tablaza, en La Estrella.

"El color que se identifica es un azul intenso, con un caudal de vertimiento de 2 litros por segundo. En el lugar del hallazgo y sus alrededores se continúan tomando muestras para monitorear los parámetros de vertimientos y metales pesados", indicó Corantioquia.

Las investigación por el vertimiento de color rojizo visto el miércoles continúa con la recolección de muestras y evidencias para determinar el responsable. Se identificaron dos empresas, con sede en zona rural del Sur del Valle de Aburrá, como las posibles culpables de esta coloración.
 
Es grave, dice el Área Metropolitana
A su vez, el director del Área Metropolitana, Carlos Mario Montoya Serna, advirtió que tarde o temprano les van a llegar las sanciones a los responsables de estos vertimientos, pues los mismos están prohibidos.

"Detectamos a una empresa en flagrancia y ya fue notificada", dijo, pero aclaró que como hay que respetar el debido proceso, las sanciones no llegan de inmediato, como lo anhela la comunidad.

"Una sanción pude tardar hasta ocho meses en llegar, a una empresa cogida en flagrancia le puede llegar en dos meses", advirtió.

Sobre los vertimientos en sí, aclaró que son colorantes naturales que no alcanzan a contaminar el río e incluso se diluyen fácilmente antes de llegar a otros afluentes, como el Porce, pero igual alteran el color natural del río y por eso ameritan sanción.

Antes de esta semana, la corporación adelantaba 26 investigaciones por vertimientos y ahora la cifra puede estar en 30.

Las sanciones pueden ir desde amonestaciones hasta cierres del establecimiento y multas pecuniarias de hasta 2.000 millones de pesos

Aclaró que aunque los vertimientos de La Estrella le corresponde a Corantioquia investigarlos, entre las dos corporaciones hay colaboración, pues defienden el misma afluente que recorre al Valle de Aburrá.

"De todas las investigaciones no hemos sancionado a nadie, porque no existía norma de carácter nacional que lo permitiera, pero nosotros tuvimos que expedir una norma nuestra, que la aplicamos vía rigor subsidiario, una facultad que nos da la Ley 99, pero apenas la establecimos en octubre del año anterior".