HISTÓRICO
Detectives en oferta para cazar infidelidades
  • Detectives en oferta para cazar infidelidades
Juan David Ortiz Franco | Publicado el 05 de febrero de 2013

Una publicación en una página web española que ofrecía descuentos del 57 por ciento en trámites de divorcio, con la promesa de salvar vidas, motivó a una empresa local de ofertas en internet a proponer un servicio similar.

En lugar de divorcios decidieron anticiparse a ese proceso y ofrecer los servicios de una empresa de detectives privados encargada de hacer seguimientos a parejas infieles en planes de de 272 y 544 mil pesos.

Antes de lanzar al público la oferta, Cuponciudad.com hizo un sondeo con algunos de sus clientes habituales en el que les preguntaron a 100 mujeres si estarían dispuestas a pagar por los servicios de un detective privado, 98 de ellas respondieron afirmativamente.

Con esos resultados las dudas se despejaron. "Pensamos que el tema de la infidelidad es frecuente, aquí todo el mundo desconfía de su pareja", dice Camilo Ríos, director comercial de Cuponciudad, empresa que usa un modelo conocido como deal of the day (oferta del día), con el que la página web actúa como intermediario entre el cliente y el comprador para ofrecer un descuento temporal.

Con el estudio de mercado listo, la siguiente etapa consistía en definir quién se encargaría de prestar el servicio a los clientes potenciales. El elegido fue el Centro de Investigaciones Vidoq, una empresa que en su página web habla de recopilar "pruebas certeras" y el "material probatorio necesario" para un divorcio.

Alejandro González es el director de operaciones de Vidoq, y usando el lenguaje propio de un agente de inteligencia, dice que la empresa atiende un promedio de 35 casos mensuales relacionados con presuntas infidelidades. "Realizamos labores de campo, tareas de vigilancia y seguimiento para evidenciar y armar un paquete probatorio de todas las actividades que realiza el objetivo, ponemos puestos de vigilancia para registrar todo lo que hace la persona".

González asegura que las escenas que se presentan cuando la víctima de la infidelidad encuentra a su pareja en flagrancia son frecuentes en nuestro medio tal y como ocurre en programas de televisión internacionales. "Siempre se entrega un paquete probatorio, pero también se informa el objetivo dónde está y qué está haciendo, por si el contratante desea hacer una confrontación".

Agrega que a cargo de los seguimientos se encuentran "diez equipos de campo", es decir, "20 operadores de inteligencia". El 80 por ciento de ellos son exintegrantes de organismos de inteligencia del Estado, mientras el 20 por ciento restante tiene formación en investigación criminal o judicial. Dice, además, que el 60 por ciento de las personas que acuden a sus servicios son mujeres, aunque la proporción se invierte en algunas épocas durante las cuales los hombres son mayoría.

Pero Vidoq no es la única firma que se dedica a estas actividades. Un rastreo rápido en internet arroja más de 10 resultados sobre empresas o personas que de forma individual se dedican a ese tipo seguimientos en la ciudad.

Ante la proliferación de detectives privados en Medellín y otras ciudades de Colombia, surge el interrogante sobre la legalidad de sus activiades. Germán Rincón Perfetti, abogado que ha trabajado casos relacionados con el derecho a la intimidad, asegura que existen precedentes judiciales sobre el tema. "Que se haga un seguimiento no siginifica nada a menos que ocurra en un espacio íntimo, los hechos que ocurren en el espacio público no son protegidos como derecho a la intimidad".

Según ese argumento, el mismo que usan los detectives para defender su actividad, los infieles además de asumir las consecuencias de las evidencias, deben considerar que no cuentan con recursos legales para enfrentar a sus perseguidores.