HISTÓRICO
Djokovic-Murray, por el título
  • Djokovic-Murray, por el título | Con su viaje a la final, el serbio Novak Djokovic mantiene su lugar como número uno del mundo. Andy Murray seguirá siendo el tres de la ATP. FOTO REUTERS
    Djokovic-Murray, por el título | Con su viaje a la final, el serbio Novak Djokovic mantiene su lugar como número uno del mundo. Andy Murray seguirá siendo el tres de la ATP. FOTO REUTERS
Por SANTIAGO HERNÁNDEZ HENAO | Publicado el 25 de enero de 2013

Vestido de enfermero, con estetoscopio en el cuello, Novak Djokovic prepara su final y su entrada en la historia del Abierto de Australia.

Novak es el mejor en la cancha, y hasta fuera de ella. Su humor, tan conocido como su golpe de derecha, volvió en Australia. Hace un par de semanas bailó en Gangnam Style, la canción coreana, en plena cancha de Perth. Ahora, disfrazado de médico, atendió al veterano Henri Laconte en un partido de leyendas en el Open.

Con un día más de descanso sobre su rival, el escocés Andy Murray, Nole no hace mala cara, no se encierra, no hace dramas. No quiere mostrarse como el favorito.

"No me daría a mí mismo el papel de favorito contra cualquiera, pero estoy listo", dijo a los medios el hombre que quiere ganar, por primera vez en la era abierta, tres torneos hechos en Melbourne.

Para encontrar a un tricampeón hay que irse hasta años antes de la denominada era abierta (1968), cuando Roy Emerson ganó cinco en fila. Antes, el también australiano Jack Crawford, había sido el primer tenista tricampeón, pero que se hizo leyenda más por tomarse un trago de whisky entre los sets para bajar los nervios, que por los títulos obtenidos, según cuenta una biografía.

Desde ese momento, un puñado de tenistas ha intentado coronarse tres veces en fila en Australia, pero ninguno lo ha logrado. Algunos, como el sueco Mats Wilander y el checo Ivan Lendl ganaron dos en seguidilla, pero perdieron la final cuando buscaban su tercer trofeo.

El camino del máximo favorito encontró a Stanislas Wawrinka, quien lo complicó con un duelo de más de cinco horas. Pero de ahí en adelante, con dos hombres en el top-10, como Tomas Berdych y David Ferrer, el trámite se fue al número mínimo de mangas.

"Éste es definitivamente uno de los mejores desempeños que he tenido en mi carrera", sostiene Nole, quien sigue con la alegría, subiendo a Twitter una foto con un peluche de koala en la cabeza, y mostrando que el buen humor, ya sea como tenista o enfermero, no riñe con el buen juego.