HISTÓRICO
Dos niños rusos murieron congelados mientras sus padres festejaban el Año Nuevo
Efe | Publicado el 03 de enero de 2013
Dos niños murieron congelados en su casa en la ciudad siberiana de Chitá mientras sus padres salieron a festejar el Año Nuevo, informó este jueves la policía de la región de Transbaikal, limítrofe con China.

"Los cuerpos de los dos niños fueron encontrados en el baño", señala el comunicado policial recogido por las agencias locales.

Los menores fallecidos el pasado miércoles, nacidos en 2011 y 2009, tenían otras dos hermanas que tuvieron que ser ingresadas con congelaciones en sus extremidades, apuntó la fuente.

El Comité de Instrucción regional ha incoado un caso penal por homicidio de dos niños e intento de asesinato de cuatro menores de edad.

La policía, que interroga a los padres de los niños y también a varios de sus vecinos, confirmó que estos no tenían antecedentes penales.

Durante las fiestas de Año Nuevo en Rusia, que se prolongan durante diez días, aumentan los casos de violencia doméstica y las rupturas matrimoniales, en muchos casos vinculados con el excesivo consumo de bebidas alcohólicas.