HISTÓRICO
Dos soldados muertos deja ataque a base militar en Totoró, Cauca
Colprensa | Publicado el 24 de agosto de 2013

Dos soldados murieron y otros cinco resultaron heridos tras un ataque de la guerrilla a una base militar ubicada en el corregimiento de Gabriel López, municipio de Totoró en el oriente del Cauca.

Los uniformados están adscritos a la compañía de soldados regulares del batallón José Hilario López y se encontraban prestando servicio militar en la zona en donde se conoce hay una alta presencia de las Farc.

Los militares heridos fueron trasladados a centros asistenciales de Popayán, mientras que los restos mortales de los soldados Jhonatan Pizares Pizares y Ricardo Ortiz Rincón, como fueron identificadas las víctimas fatales del hecho, se encuentran ya en medicina legal de la capital caucana.

Según se estableció, los cadáveres de los militares que hacían parte del programa de soldados campesinos serán entregados a sus familiares, habitantes de la misma zona de Totoró.

“Yo creo que a estos muchachos los ponen cerca de las zonas peligrosas en donde hay guerrilla y muchas veces no cuentan con el suficiente entrenamiento, no están listos para enfrentar una situación así”, dijo Elizabeth Rincón, familiar de uno de los soldados muertos.

Un ataque sorpresa

El hecho se presentó a las 2:00 de la mañana cuando la tropa se encontraba descansando, tras uno de los relevos en los puestos de guardia. De un momento a otro se escucharon varios disparos y se emitió la alerta con la que los uniformados se ubicaron en los puestos de reacción, sin embargo ya era demasiado tarde y quienes protagonizaron el ataque ya habían iniciado su huida hacia la zona montañosa.

Media hora después y cuando ya se percataron que el riesgo había disminuido, se inició el traslado de heridos justo cuando al lugar llegaron refuerzos por aire y tierra.

De acuerdo con el informe que fue entregado a los mandos militares en Popayán, el ataque fue protagonizado por los denominados “pisasuave“, ese decir pequeños grupos de hasta tres personas que de manera sigilosa llegan hasta los campamentos militares cuando la mayoría están durmiendo y sorprenden a la tropa.

Hasta el momento, ninguna autoridad militar, ha entregado declaraciones. La tercera división, emitió un comunicado confirmando el ataque y la muerte de los dos soldados. A la zona llegaron más uniformados para reforzar las operaciones contrainsurgentes.