HISTÓRICO
La confianza en el país atrae a la inversión foránea
  • La confianza en el país atrae a la inversión foránea
Por FERNEY ARIAS JIMÉNEZ | Publicado el 26 de septiembre de 2012

“Este año Colombia batirá el récord en inversión extranjera”. Es la expresión que en diferentes escenarios se le ha escuchado al presidente Juan Manuel Santos, y que por la dinámica de las cifras el mandatario se atreve a calcular en 17.000 millones de dólares.

“Era un sueño hace algunos años, tener tasas altas de inversión. Tenemos la más alta de toda la región”, ha insistido Santos. 

Según los registros del Banco de la República, al cierre de marzo la Inversión Extranjera Directa (IED) sumó 3.657 millones de dólares, a junio llegó a 9.328 millones y a agosto era de 11.754 millones de dólares, lo que representó un aumento del 20,4 por ciento respecto al periodo enero-agosto del año 2011.

El combustible de esas inversiones, desde el año 2005, es el sector petrolero al que han llegado desde entonces recursos por 20.192 millones de dólares seguido por el negocio de minas, canteras y carbón que ha recibido 14.164 millones de dólares.

Pero en el primer semestre de este año la inversión hacia sectores diferentes al minero-energético, es decir, comercio, hoteles, manufacturas y agro aumentó 91,2 por ciento al pasar de 3.289 millones de dólares a 6.288 millones de dólares.

Otros imanes para invertir
Carlos Eduardo González Tabares, director de Investigaciones Económicas de la firma Bolsa y Renta, sostiene que “el sector financiero ha sido uno de los que ha estado en el radar de los inversionistas extranjeros, proceso que se está dando dentro de la consolidación del sector”.

En el caso de las entidades extranjeras que incursionaron en el mercado local, la presidente de la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras (Asobancaria), María Mercedes Cuéllar enumera, como las operaciones más destacadas, la compra del Banco Santander Colombia y sus filiales por parte de Corpbanca Chile, la compra de la sociedad comisionista de bolsa Correval por parte del Banco de Crédito del Perú (Credicorp), la compra de la sociedad comisionista Bolsa y Renta por parte de BTG Pactual de Brasil y la autorización de la constitución como establecimiento de crédito a Itaú BBA Colombia Corporación Financiera.

González agrega que también hay movimientos interesantes en el sector comercio. “Es un segmento que está en proceso de formalización y tiene a muchos jugadores internacionales pendientes para participar en él a través de adquisiciones de algunas empresas tradicionales en el país”.

El director de Investigaciones Económicas de Correval, Daniel Velandia Ocampo, destaca la participación alcanzada por el sector comercio (11 por ciento), electricidad, gas y agua (11 por ciento) y transporte y comunicaciones (10 por ciento), en el primer trimestre de este año.

“Los recursos dirigidos a sectores diferentes a petróleo y minería se incrementaron un notable 15 por ciento frente a los primeros tres meses de 2011”.

Para Velandia “el atractivo sobre la economía colombiana no sólo descansa en las buenas perspectivas para el sector minero-energético, sino que el interés y las oportunidades de inversión son generalizadas en medio de una dinámica de crecimiento destacable en medio de un complejo escenario externo”.

Por su parte José Fernando Restrepo Jaramillo, director de Investigaciones Económicas de la firma Interbolsa, dice que “el potencial de crecimiento que tiene la economía colombiana es un atractivo para la inversión extranjera, pues tiene crecimientos positivos y cercanos a 5 por ciento, mientras las economías desarrolladas y los denominados BRICs (Brasil, Rusia, India y China), se desaceleran. Adicionalmente, el Gobierno mantiene una política proinversión extranjera y es cuidadoso de mantener estables las reglas de juego y los incentivos para invertir”.

Juan David Ballén Ramírez, analista de la comisionista Alianza Valores, considera que “Colombia continuará siendo un país llamativo para invertir, no solo en petróleo o minas, pues los tratados de libre comercio también son positivos por que el país logra tener un acceso preferencial a consumidores a nivel mundial y en el sector financiero continuaremos viendo dinamismo, porque la entrada en funcionamiento del Mercado Integrado Latinoamericano (Mila) seguirá trayendo inversionistas de la región”