HISTÓRICO
Ecuador y Colombia concilian, termina el juicio en la Haya por fumigaciones en la frontera
Efe | Publicado el 24 de agosto de 2013

Los gobiernos de Ecuador y Colombia ultiman un acuerdo por el que se pondrá fin al juicio que Quito presentó en 2008 en la Corte de La Haya, por las fumigaciones antidrogas en la frontera que ejecutó el expresidente colombiano Álvaro Uribe y que causó daños ambientales y de salud en habitantes de esa zona.

Así lo anunció este sábado el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, en su habitual informe sabatino, en el que aseguró que dicho acuerdo está "prácticamente concretado".

"Teníamos un juicio en La Haya con Colombia por las fumigaciones con (el herbicida) glifosato", efectuada por aviones que "se pasaban la frontera, fumigaban del lado ecuatoriano... un irrespeto total en el anterior Gobierno de Uribe", afirmó Correa.

El mandatario aseguró que con el actual Gobierno colombiano del presidente Juan Manuel Santos "ha habido mucho más respeto, mucha más coordinación y ya hay más respeto hacia Ecuador", lo que ha permitido llegar al acuerdo.

Las autoridades colombianas "nos propusieron un diálogo, llegar a un acuerdo y ya prácticamente está concretado ese acuerdo" que, entre otros asuntos, supone el aviso colombiano si la fumigación se efectúa en una franja de seguridad de diez kilómetros en su territorio, desde la divisoria, añadió.

"Si entran a fumigar en la franja de diez kilómetros, nos anticipan", remarcó Correa y dijo que el acuerdo también incluye que sus aviones no podrán fumigar desde una altura superior a los 40 metros de altura si entran en la zona de seguridad, para evitar que el herbicida, por efecto del viento, llegue a zonas ecuatorianas.

Además, las autoridades colombianas "nos van a pagar lo que hemos gastado en honorarios en abogados en el tribunal de La Haya con algo adicional y todo eso irá al desarrollo de la zona fronteriza", subrayó Correa.

"Entonces, dijo, prácticamente estamos culminando el acuerdo con Colombia, para superar este doloroso episodio en las relaciones bilaterales que fueron las fumigaciones con glifosato, que en la época de Uribe era un verdadero abuso contra Ecuador".

El 3 de marzo de 2008 Quito presentó una demanda ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya (CIJ) por las fumigaciones aéreas que Colombia realizó entre 2000 y 2007 en su frontera sur y que, a juicio de Ecuador, afectaron a su territorio.

En junio de 2010, un estudio académico aseguró que un 10 por ciento de los afectados por las fumigaciones colombianas con glifosato en la frontera padecían daños genéticos que podían ser irreversibles.

Según ese estudio, efectuado por una universidad ecuatoriana, entre las consecuencias para la población expuesta a las fumigaciones estaban el riesgo de contraer cáncer, hijos con malformaciones, problemas de infertilidad, afecciones a la piel y pérdida del cabello.

Además, el informe señaló que las fumigaciones con glifosato habían dejado su rastro negativo en el ambiente, el suelo, las plantas y en los animales.