HISTÓRICO
El cielo es el límite de Daddy Yankee
Óscar Darío Montoya Gómez | Publicado el 06 de agosto de 2009
Sin gafas no se dejó tomar fotos anoche en la rueda de prensa, porque según dijo él mismo "se va el flow".

Es Daddy Yankee un artista cuya imagen es celosamente cuidada por su publicista, mientras un guardaespaldas corpulento, como de película, vigila que nadie lo toque.

Pero cuando habla, Daddy es un tipo sencillo. "Yo soy muy relajado aquí, pero en tarima soy diferente, sale otro de mí", afirmó ante los periodistas este talento de barrio conocido, El Cangri o The Big Boss que esta noche entregará gozadera a todos sus seguidores en el concierto más esperado de la Feria de las Flores.

Daddy Yankee cantará sus primeros éxitos como Gasolinao Rompe , a igual que recientes temas como Qué tengo que hacero Llamada de emergencia que dan cuenta de su evolución hacia lo romántico y melodioso, dejando un poco de lado esa carga sexual en las letras que lo llevó a la fama.

Reconoce que ha evolucionado: "He madurado con el tiempo y mi capacidad lírica va mejorando cada día", pero siempre sus canciones hablarán "de lo real de la vida, de lo positivo y de lo negativo".

También parece haber dejado atrás los roces con Don Omar, quien colabora al igual que Luis Fonsi en su quinto álbum de estudio, Daddy Yankee Mundial , que saldrá a la venta en octubre.

También alista una nueva fragancia para mujeres y una película para la que ya están trabajando en la sinopsis, según anunció anoche.

"Yo siempre digo que el cielo es el límite y si me permiten construir un planeta lo voy a construir", aseguró.

Incluso no descarta llegar a Hollywood, de donde ha recibido propuestas, pero "la música siempre estará por encima de la actuación".