HISTÓRICO
El cómic gana perfil como publicación cultural
Por DANIEL RIVERA MARÍN | Publicado el 09 de diciembre de 2012
La del cómic no ha sido una viñeta fácil en Colombia. Se puede decir que los lectores no son muchos, que muy pocos se atreven a pasar del dibujo infantil de las nubes, las montañas y el solecito de rayas, que los libros no se consiguen, que los archivos digitales vienen en inglés; pero lo peor es que hasta la semana pasada la Ley 98 de 1993 en su artículo 2 dejaba al cómic sin ropa, exactamente como las modelos que posan desnudas, o sea, que en Colombia no contaban con los beneficios tributarios de un libro cualquiera, como las revistas mencionadas.

Daniel Jiménez Quiroz, un muchacho que desde la universidad se la jugó por la divulgación de la historieta y hoy es director de la publicación más importante de "dibujitos" del país -Revista Larva-, habló sobre el tema.

¿Cuál es el beneficio que les dio la decisión de la Corte Constitucional cambiando el artículo 2?
"Le da al cómic los beneficios que tienen las demás publicaciones consideradas culturales. Simplemente es que los editores tienen beneficios fiscales de renta: no tienen IVA en producción y venta, y a la hora de exportar e importar, sucede lo mismo, no pagan unos impuestos, por eso es que traer historietas sale tan caro y los libros no son nada baratos".

¿Quiénes hicieron la demanda y cuánto llevaba en curso?
"La demanda la hizo un grupo de lectura dirigido por Ricardo Espinosa. Ellos se asesoraron de abogados y empezó a crecer el grupo, se nutrió de editores, dibujantes, autores, fue una complicidad muy grande. Desde Larva podíamos mover bastante el tema. La demanda entró en curso en septiembre y se falló esta semana".

¿Está creciendo el cómic como arte y negocio en el país?
"No me atrevo a decir cifras, pero creo que sí. Tiene que ver un poco con que en este momento hay dos editoriales -Robot y Rey Naranjo-, lo que impulsa mucho el tema. Han llegado libros de afuera y se está mostrando lo que se hace aquí. Algo que quiero decir es que con esto de la Corte, más que una pelea económica y que fuera a cambiar la industria en Colombia, fue una ganancia moral a la hora de visibilizar el cómic como una manifestación cultural".

¿Qué tanto los beneficia la nueva reforma?
"Podríamos hablar, en un principio, del 16 por ciento a la hora de imprimir y también a la hora de la venta de los libros. Sumando, calculo que sería casi un 20 por ciento".