HISTÓRICO
El control policial no acaba con la pólvora
POR JOSÉ F. LOAIZA BRAN | Publicado el 11 de diciembre de 2012
A pesar de que la comercialización y la quema de pólvora por parte de particulares está prohibida, el número de incidentes por su manipulación revela que sigue muy presente en las celebraciones populares de fin de año. La Policía trabaja en la incautación de estos elementos, pero las medidas restrictivas parecen insuficientes.

El comandante de la Policía Metropolitana, general Yesid Vásquez Prada, destacó que en lo corrido del año la incautación de pólvora ya supera las seis toneladas y es mayor que las cifras del año pasado.

Sin embargo, subrayó que incluso dedicando todo el personal a tareas de control, no podría tener un policía en cada esquina para impedir el uso de la pólvora.

"Cuando no hay una cultura de no quemar pólvora, por muchos policías que disponga, no se puede evitar que haya quemados, porque es imposible dedicar un policía a cada ciudadano", señaló.

El oficial sostuvo que toda la pólvora que detecten será decomisada y recomendó a los ciudadanos abstenerse de su uso, no por la prohibición, sino por el riesgo que representa su manipulación sin contar con las medidas de seguridad que toman los expertos.