HISTÓRICO
El crecimiento industrial mantuvo su desaceleración
Por FERNEY ARIAS JIMÉNEZ | Publicado el 18 de enero de 2013
En noviembre del año pasado los principales indicadores de la industria fueron negativos, situación que no se apreciaba desde el segundo semestre del año 2009, lo que sorprendió a los expertos.

Según los registros del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), revelados ayer, para el undécimo mes de 2012 la producción industrial se desplomó a -4,1 por ciento, las ventas reales cayeron a -0,9 por ciento y el personal ocupado decreció un -0,5 por ciento.

En ese mes, 33 de los 48 subsectores industriales registraron una disminución en su producción. Se destaca la contribución a la variación negativa de industrias de confecciones (-17,3 por ciento), minerales no metálicos (-10,8 por ciento), ingenios (-20,9 por ciento), molinería y almidones (-9,1 por ciento), productos de plástico (-8,0 por ciento) y aceites y grasas (-14,3 por ciento).

En conjunto, esas seis actividades restaron 3,6 puntos porcentuales a la variación total. Pero el efecto negativo fue contrarrestado, en parte, por el mejor desempeño de otros sectores como el de productos alimenticios (15,1 por ciento), refinación del petróleo (7,1 por ciento), productos lácteos (9,0 por ciento) y tejidos de punto y ganchillo (12,1 por ciento).

Para los analistas económico de Bolsa y Renta, la lectura de las cifras reveladas por el Dane generó una sorpresa negativa, pues se había calculado un leve aumento de 0,1 por ciento.

La desaceleración
Los indicadores industriales para el periodo enero y noviembre de 2012, siguieron en campo positivo al llegar a 0,2 por ciento la producción, 0,5 por ciento las ventas y 0,8 por ciento el personal ocupado, pero son inferiores a los registrados en noviembre de 2011.

Aun en ese contexto José Stalin Rojas Amaya, investigador de la Universidad Nacional, sostiene que el sector manufacturero observó un buen ritmo. Pero advierte que "se espera un frenazo en el 2013, producto de la recesión en Europa y, en especial, en Estados Unidos, pues a ese país se exporta el 30 por ciento de los productos colombianos. Por tanto, un estancamiento de la economía del país del norte provocaría una baja demanda de nuestros productos".

Repunte del comercio
En contraste con los indicadores de la industria, en noviembre de 2012, las ventas del comercio minorista se incrementaron 6,7 por ciento, y el personal ocupado creció 4,0 por ciento.

Las mercancías que presentaron las principales variaciones positivas para ese mes fueron los equipos de informática y hogar (25,4 por ciento), vehículos, automotores y motocicletas (12,9 por ciento), licores y cigarrillos (9,9 por ciento), electrodomésticos y muebles para el hogar (9,1 por ciento), y productos de aseo personal, cosméticos (9,0 por ciento).

El Dane precisó que excluyendo el comercio de vehículos automotores y motocicletas, la variación de las ventas reales en noviembre de 2012 fue de 5,1 por ciento.

También se destaca que el incremento del personal ocupado por el comercio obedece al aumento de la contratación de personal permanente y a la disminución en la vinculación de personal temporal.