HISTÓRICO
El Dane certificó las bases de datos económicos
La Republica | Publicado el 15 de febrero de 2012
El manejo ortodoxo de las estadísticas en 12 entidades nacionales, entre empresas públicas y oficiales, fue certificado por el Dane, como garantía de seriedad de esa información en 19 operaciones estadísticas.

El director del organismo, Jorge Bustamante Roldán, destacó que tres operaciones del Dane fueron certificadas por el mismo organismo: la Encuesta de Ingresos y Gastos, la Encuesta Anual Manufacturera y la Muestra Trimestral de Agencia de Viajes, que se convierten en el primer paso para que el país cuente con el Sistema Estadístico Nacional (SEN).

Entre la información certificada se cuenta la que divulgan la Fiscalía General (estadísticas del Trámite de Investigaciones), los Ministerios de Agricultura (Precios Mayoristas de Alimentos) y de Minas y Energía (Distribución de Combustibles Líquidos Derivados del Petróleo), el Banco de la República (Estado y y Gastos de los Viajeros Fronterizos) , el Instituto Nacional Penitenciario (Registro Integral del Sistema Penitenciario), Profamilia (Encuesta Nacional de Demografía y Salud), el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Encuesta Nacional de la Situación Nutricional), la Superintendencia de Servicios (en varios procesos), la Federación Nacional de Cafeteros, la Federación Nacional de Arroceros y el Instituto Nacional de Salud (INS).

En el caso de la Federación de Cafeteros, el Dane le otorgó el Certificado de Calidad de la Información en la categoría A (Excelente) por el registro de las exportaciones mensuales de café, tanto de las ventas directas en nombre del Fondo Nacional del Café, como las que hacen los exportadores privados.

"La Federación está comprometida con brindar información del sector cafetero de la manera más pertinente, confiable y transparente a todos sus públicos", indicó Luis Felipe Acero, gerente Administrativo de la Federación.

Según el director del Dane, el sistema de Aseguramiento de la Calidad Estadística ha sido diseñado para proporcionar a las entidades responsables de la información, un mecanismo de evaluación que permita construir y consolidar la confianza entre los usuarios y la opinión pública con las entidades productoras de estadísticas con el fin de legitimar su transparencia y seriedad de la informaciónn