HISTÓRICO
El descalabro de metroplús
Publicado el 07 de julio de 2008
En el foro sobre movilidad, titulado "Cuándo tendremos un sistema integrado de transporte", realizado por la Escuela de Ingeniería de Antioquia y el periódico El Colombiano el pasado 3 de julio, los asistentes tuvieron la oportunidad de escuchar las exposiciones que presentaban el estado de avance de la actual y futuras fases de metroplús, de expansión del metro y de su integración en un Sistema Integrado de Transporte del Valle de Aburrá, SITVA. El panorama es desolador.

La fase en desarrollo de metroplús está en un nivel de avance desconcertante. De hecho, no se tiene un cronograma claro de cómo y cuándo podría operar. Tiene tres corredores, el primero que va de la Universidad de Medellín a Aranjuez, tiene 21 estaciones y 12,5 kilómetros de recorrido, que equivale a una tercera parte del proyecto, es el que más avance tiene, pero un tramo fundamental, la integración del segmento de la 30 con el del ferrocarril, a nivel de San Juan, no tiene diseños, no ha sido licitado y difícilmente se termina en 2009.

Un segundo tramo, el de Envigado a Industriales, recorriendo la Avenida El Poblado apenas inició obras en los límites con Sabaneta. El tercer tramo, el de Itagüí, que corresponde aproximadamente a otra tercera parte, tiene los diseños objetados por parte de la administración de este municipio y se solicita que se rehagan partiendo de cero. Esto sin contar los atrasos de Metronorte en Bello.

Al atraso se suma que los costos estimados actuales son de más del doble de los considerados inicialmente y por lo tanto los municipios podrían tener problemas para asumir la financiación que les corresponde. ¿Por qué se ha incurrido en un error tan enorme en la planeación de una obra pública fundamental para la movilidad? Sin duda el apresuramiento por arrancar un proyecto partiendo de "un diseño conceptual" que estaba lleno de incertidumbres y vacíos, está pasando una dura cuenta de cobro.

Corresponde ahora no llorar sobre la leche derramada y resolver con prontitud los vacíos, asumiendo los costos necesarios para la finalización de esta fase sin dejar que se nos convierta en un elefante blanco por años. Hace parte de las gestiones que son necesarias, unificar lo antes posible la operación de las empresas Metro, Metroplús y Metronorte, en un real SITVA.

La noticia importante en el foro es que la empresa Metro, que está realizando con éxito y eficiencia sus expansiones con los metrocables y la futura expansión a Sabaneta, por decisión de esta administración, está avanzando en un diseño detallado y con estrategia de financiación para la segunda fase del sistema. Esta comprende el anillo de la avenida 80 desde Acevedo y transversal 34 hasta Aranjuez, pasando por El Salvador. Esto sí cambiaría profundamente la movilidad y el desarrollo urbano de la ciudad en las siguientes décadas. Si se logra terminar la primera fase en los próximos dos años y se deja armada y en ejecución una concesión para la segunda, sin duda le quebramos el espinazo al espanto del infarto vial.