HISTÓRICO
El Dortmund se coronó campeón de la Supercopa alemana al derrotar al Bayern de Guardiola
  • FOTO AP
    FOTO AP
Efe | Publicado el 27 de julio de 2013

El Borussia Dortmund le arrebató este sábado la Supercopa alemana al Bayern del español Pep Guardiola en un gran partido que se sentenció con un espectacular 4-2 para los dirigidos por Jürgen Klopp, que se cobraron la revancha de la derrota en la final de la Liga de Campeones la temporada pasada.

El Dortmund tuvo el mejor comienzo y le puso su sello al partido con su acostumbrada presión sobre la salida del contrario, con la reducción de espacios en todo el campo que hace difícil el desarrollo del juego del equipo rival y con sus arremetidas ofensivas en el momento de recuperar la pelota.

El Bayern, que tuvo que prescindir del meta titular Manuel Neuer y del francés Franck Ribery por lesión, por momentos no parecía un equipo dirigido por Pep Guardiola puesto que se veía obligado con frecuencia a recurrir a los balonazos largos para tratar de salir de la presión del Dortmund.

Atrás, además, hacía aguas de cuando en cuando, con un Thiago Alcántara encargado en solitario de la contención en el centro del campo lo que le venía como anillo al dedo a jugadores como Marco Reus o Jakub "Kuba" Blaszczykowski.

El Dortmund abrió el marcador en el minuto 6, con un gol de Reus tras una cadena de errores bávaros que culminó en una cantada del meta Tom Starke, que manoteó a medias un balón que debió ser suyo y lo dejó en la cabeza del internacional alemán que marcó sin problemas.

La jugada había empezado con una pérdida de balón del Bayern en la propia mitad, lo que correspondía a la tónica general del partido.

Después el Bayern se sacudió un poco y tuvo dos buenas ocasiones en los pies del suizo Xerdhan Shaquiri, primero con disparo desde fuera del área en el minuto 10 y luego en el 18 con remate desde corta distancia ante el que el meta Roman Weidenfeller reaccionó con una gran parada con un pie.

Sin embargo, el Dortmund también estuvo muy cerca del segundo en el minuto 20 cuando Starke reaccionó bien ante un disparo a quemarropa de Robert Lewandowski que había recibido un buen centro de Reus.

Al comienzo del segundo tiempo, el Bayern logró el empate parcial con un remate de cabeza de Arjen Robben en el 55 a centro de Lahm pero a vuelta de correo volvió a verse en desventaja cuando Daniel Van Buyten marcó en propia puerta al tratar de cortar de cabeza un centro de Ilkay Gündogan en el 56.

Un minuto después, el propio Gündogan, tras jugada individual, hizo el tercero para el Dortmund con remate desde el borde del área.

Los dos goles en dos minutos significaron un golpe para el Bayern que, sin embargo, logró sacudirse en el minuto 64 cuando Robben, otra vez a centro de Lahm, logró el descuento con un remate de zurda dentro del área.

En el 80 el empate estuvo cerca cuando un remate de Thomas Müller alcanzó a tocar el larguero tras gran pase de Thiago.

No obstante, era claro que el Dortmund tenía argumentos para sentenciar.

Al final, en el 86 vino la puñalada final en una jugada iniciada por Lewandowski quien puso a correr al gabonés Pierre Aubameyang por la derecha. El nuevo fichaje del Dortmund, ante la salida de Starke, tiro al pase de la muerte para que Reus definiera a puerta vacía.