HISTÓRICO
El fin del mundo puso a Raquel a contar su historia
POR DANIEL RIVERA MARÍN | Publicado el 20 de diciembre de 2012
Hay por lo menos dos asuntos importantes en la novela Raquel y el fin del mundo, de Mariana Gil Ríos: una, que usa el tema del fin del mundo que, según las profecías de los mayas retorcidas por algunas personas, debería estar dándose hoy, y dos, que está narrada en cómic.

Mariana acude al asunto del fin del mundo, explica, como una metáfora que flota en el trasfondo de la narración visual, en el sentido en que todo acaba, por más que nos aferremos a las cosas.

"Es una novela sobre la amistad y la idea de que cuando uno crece se va quedando solo -indica-. Las personas que uno quiere van tomando otros caminos por circunstancias de la vida. Creo que todos tenemos miedo a crecer".

Ella siempre ha contado historias. Historias coherentes, dice, pues le ha parecido importante que tengan principio y final, aunque "eso a veces se puede romper". Lo ha hecho más que todo con palabras. La de Raquel... surgió como guión cinematográfico y de allí la trasladó a la historieta, en la cual está inmersa, de manera técnica y disciplinada, desde hace tres años.

Para Daniel Jiménez, director de Editorial Robot, esta es una apuesta, un riesgo de casi 250 páginas, en un género con poca tradición en Colombia: la novela gráfica.